«

»

Registro de precipitaciones

A diferencia de otras regiones, en Puan la lluvia fue benévola, alcanzando los 25 mm entre las 17.30 y las 00 horas de hoy.

Fenómeno meteorológico en el país: ¿Berta?

Se le pone nombre a las tormentas en la Argentina? ¿Es una nueva tendencia? ¿Desde cuándo? ¿Quién sería el responsable de bautizarlas? ¿Por qué para esta tormenta que manifiesta por estas horas se habla de Berta?
El director del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), Héctor Ciappesoni, informó que a las tormentas generadas en esta zona del planeta no deben ser bautizadas y explicó por qué: “Los fenómenos meteorológicos que están ocurriendo en centro y norte del país no corresponde asignarles nombres identificatorios”. Habló de los motivos científicos y oficiales por los que no corresponde nominar a las tormentas que ocurren en esta zona geográfica.
“Las tormentas que se nombran son las de la zona del cinturón ecuatorial en donde un único fenómeno con altas probabilidades de devenir o convertirse en huracán se mueve muy velozmente”, agregó.

Nombrarlas tiene como sentido poder identificarlas cuando se van moviendo de modo de ir brindando los alertas correspondientes.
Por eso la Organización Meteorológica Mundial, de acuerdo con los 189 países que la integran -entre ellos la Argentina-, determinaron que a ese tipo de tormentas tropicales se las identifique con uno de los nombres que aparecen en un listado oficial estipulado por ese organismo. No se puede inventar cualquier nombre. “Para el resto de las zonas del planeta no corresponde nombrar a las tormentas, menos aún en este caso en que se trata de varios fenómenos meteorológicos que ocasionarán varias tormentas”, enfatizó.
La meteoróloga del SMN Silvia Gómez dio a LA NACION detalles de la tormenta que por estas horas se vive en Buenos Aires y que algunos meteorólogos dieron en llamar Berta. “El martes hubo tormenta en Córdoba, allí se descargó granizo y agua y se disipó la tormenta. Pero la masa de aire húmeda encontró la suficiente energía como para seguir generando nuevas tormentas. Es la que ahora tenemos en Buenos Aires”, dijo.

La especialista se mostró completamente en contra de asignarle nombre a las tormentas y agregó: “Una vez más ocurre que un par de meteorólogos con amplia llegada a la población a través de los medios brindan información inexacta que sólo genera confusión y echa por tierra la tarea que desde el Servicio Meteorológico Nacional hacemos para que la población tenga más conocimiento sobre meteorología y no se alarme ante situaciones que son perfectamente esperables en esta época del año”.

Y se permitió ironizar: “Para la cantidad de tormentas que se registran entre la primavera y el verano no alcanzaría el abecedario para dar nombre a cada fenómeno que aparece”.
La meteoróloga recordó que una confusión similar a esta ya generaron con Adán, en una tormenta anterior. “No corresponde. Es una determinación internacional que la Argentina respeta”, agregó. Lejos de restarle importancia a la cuestión de los nombres reflexionó: “La gente se asusta y con mucha razón. Le hablan de la gran tormenta, le dicen que se viene Berta y los que pasaron por situaciones feas se asustan cuando se trata de una tormenta más”..