Jairo y La Bersuit se llevaron todos los aplausos

Nuevamente el frío se hizo presente en la noche del sábado. Igualmente, esto no pudo intimidar al público, ya que los asistentes estuvieron calculados en varios miles. Los espectáculos fueron de gran nivel.

Con una importantísima afluencia de público, calculada en varios miles de personas, el anfiteatro de la Fiesta Nacional de la Cebada Cervecera, lució colmado en todos sus sectores.
El comienzo de los espectáculos de la tercera noche de la Fiesta Nacional de la Cebada Cervecera, pautados para las 21:30, se postergó hasta bien pasadas las 22 horas.
El primero en subir al escenario fue Juan Carlos Mendoza quien, al igual que el viernes, se llevó una gran ovación del auditorio. Comenzando con un tango y finalizando con una canción popularizada por los Wawancó, Juan Carlos volvió a brillar y a tener su merecido lugar en la Fiesta.
A continuación, subieron al escenario los integrantes de Opera Lyrica de Bahía Blanca, un show que conmovió a la audiencia por su calidad musical, toques justos de humor y alta performance de voces. Se trata de una agrupación de cantantes líricos, que ofrecieron un espectáculo singular con repertorio variado, desde la opera hasta lo popular y melódico con arreglos musicales a cuatro voces y divertidas interpretaciones. Daniela Sardi (Soprano), Pablo Balestri (Tenor), Valeria Mangano (Mezzosoprano) y Julián Montico (Barítono), son parte de la formación bahiense.

Jairo

Uno de los platos fuertes de la noche fue la presentación de Jairo, que como es habitual en cantantes de su nivel, dejó lo mejor de su arte en el escenario, en un concierto que repasó algunas de sus canciones compuestas en los últimos años (“El ferroviario”), y otras que son parte del recuerdo (“Los enamorados).
“Ella ya me olvidó”, un clásico de Leonardo Favio, se destacó en la voz de Jairo, que, según contó, piensa incluirlo en su próximo disco.
Anoche también propuso las conocidas “Indio Toba”, “La balacera” y “Carpintería José”, entre otras.
Como cierre, llegaron los acordes inconfundibles del Ave María, magistralmente interpretado por este artista oriundo de la localidad cordobesa de Cruz del Eje. Jairo, desde hace varias décadas, viene regalando su arte al mundo y nuevamente pasó por Puan, llevándose el merecido respeto y cariño del público de todas las edades.
El humor estuvo en la Fiesta con la actuación del cómico, cantante y compositor cordobés Andrés Teruel.

Bersuit

El final de la noche fue a puro rock con La Bersuit, una de las bandas legendarias del rock nacional
Sin el recordado “Pelado Cordera”, la formación se alista con Alberto Verenzuela (guitarras eléctricas, acústicas y voz); Carlos Martín (batería y percusión); Cóndor Sbarbatti (voz y coros); Daniel Suárez (voz y coros); Juan Subirá (teclados, acordeón, melódica y coros); Oscar Righi (guitarras eléctricas, bajo y voz) y Pepe Céspedes (bajo, guitarras, guitarrón, ukelele, voz y coros)
Vale recordar que la agrupación debió recomponerse en 2009, tras el alejamiento de Cordera para emprender su carrera solista. Bersuit ajustó su funcionamiento para poder continuar sin su figura más emblemática y vaya que lo logró, porque con producciones nuevas y otras que son parte de sus clásicos, supo mantenerse vigente, en lo más alto de las preferencias del público rockero. A comienzos de 2012, llegó “La revuelta”, un disco con nuevo material, grabado en los estudios Mondomix (Buenos Aires) y producido por Cachorro López.

Reinas

Para esta edición, son 17 las postulantes a reinas. Se trata de Luisina Kissner, de Villa Iris; Julieta Zanetti Alessio, de Puan; Laura Hernández, de Coronel Suárez; Antonella Sournier, de Orense; Antonella Alazard, de Villa Iris; Yamila Cano, de Darregueira; Agustina Distel y Samanta Haspert Jouannys, ambas de Pigüé. También Mercedes Simonetti, de Pigüé; Sonia Del Arco, de Salliqueló; Sofía Zappa, de Felipe Solá; Carmen Perrout, de Pellegrini; Brenda Diel, de Carhué; Sabrina Dettler, de Tandil; Magalí Germinara, de Pigüé y Bárbara Carola, de Coronel Suárez y una representante de Santa Fe.

El clima

Durante los días de la fiesta, el clima se presentó variable, durante el día con temperaturas muy altas, mientras al llegar la noche el importante marco de público desafió la baja temperatura, lo que hizo que los espectáculos se desarrollaran con gran éxito.