Lluvia: habrá que seguir esperando

Enero se ve con balance hídrico negativo. Febrero trae mejores lluvias. Marzo vuelve a ser fallido para las lluvias y abril podría traerlas en la primera quincena.
A partir de marzo-abril podría haber heladas, y a modo de anticipo, el otoño, invierno y comienzo de primavera, viene medio seco.

Un informe del Ingeniero Eduardo Sierra, especialista en agro-climatología, anunció la probabilidad, en las próximas semanas, de la instalación de períodos prolongados, secos y muy calientes.
“El clima nos había hecho despedir de las olas de calor durante 30 años, esos años de óptimo climático o ciclo húmedo de 1976 a 2006, pero en los últimos años es frecuente ver olas de calor y todo lo que se podía quemar, se está quemando. Se ha producido una gran acumulación de materia orgánica durante muchos años, y eso nos puso en situación de vulnerabilidad y se produjeron incendios.
Los incendios no son pronosticables, pero hay que preverlos, pero hay que saber que hay condiciones para que se produzcan incendios y hay que estar preparados, por ejemplo, con observatorios para que los primeros focos de incendio que se vean, sean apagados rápidamente y no dejar acumular grandes cantidades de materia seca quemable, ya que es factible que eso se queme”.
En lo inmediato, el Ingeniero ve venir “dos semanas que van a volver a presentar algún tipo de riesgo para la región porque no estamos viendo lluvias importantes en la misma. Por suerte no se ven grandes calores, pero igualmente las temperaturas superarán ampliamente los 30º”.
Y dijo, “el martes (por hoy) pasa un frente, baja la temperatura pero las lluvias serían muy ligeras, o sea, el tema sequía no se soluciona. El miércoles, jueves sube bastante la temperatura, pero con altibajos, sin llegar a valores extremos, pero siguen sin verse lluvias importantes en las próximas semanas. Este frente del martes y miércoles pasaría sin dejar agua, pero sobre el 13 o 14 de enero se registrarían unos 25mm al norte de Bahía Blanca y valores escasos al Sur y Oeste de dicha ciudad. Y se ve calor, no excesivo pero si caluroso sin precipitaciones importantes.
“Para enero los valores de lluvia son modestos, para el Sur y Oeste de Bahía Blanca, de menos de 25mm y hacia el Norte y el Este mas de 25mm pero no más de 50mm que para un mes como enero, es poco.
O sea, enero se ve con balance hídrico negativo. Febrero trae mejores lluvias con registros de hasta 75mm, pero enero va a terminar seco. Marzo vuelve a ser fallido para las lluvias y abril podría traer lluvias en la primera quincena. A partir de marzo-abril podría haber heladas, y a modo de anticipo, el otoño, invierno y comienzo de primavera, viene medio seco.
Esto si bien limita la capacidad para cultivos demandantes de agua como maíz, soja, al mismo tiempo brinda buenas condiciones para los cultivos de invierno, trigo y cebada que justamente en años secos da muy buenos resultados, y vuelve a ser una importante zona ganadera, porque los engordes invernales requieren piso sin excesos de humedad. Pero le quita aptitud agrícola para los cultivos de verano.

Fuente: Infosudoeste