Senasa inspeccionó la aeronave que traslada la Copa del Mundo

Se decomisaron residuos orgánicos propios del avión, mayormente alimentos para consumo de pasajeros y tripulación, los que son considerados de riesgo ante el eventual ingreso al territorio nacional de plagas y enfermedades transmisibles por medio de los mismos.

Mar del Plata, 16 de enero de 2014 – El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), procedió al control de residuos regulados provenientes del exterior, en este caso, con la inspección de la aeronave que transporta la copa mundial de fútbol de la Fifa, la que arribó el lunes a Mar del Plata.
Personal del Centro Regional Buenos Aires Sur del Senasa decomisó residuos orgánicos propios del avión, mayormente alimentos para consumo de pasajeros y tripulación, los que son considerados de riesgo ante el eventual ingreso, al territorio nacional, de plagas y enfermedades transmisibles por medio de los mismos.
De igual manera, se realizó el control de los equipajes de pasajeros, a través de la utilización de escanners que detectan elementos de origen orgánico, complementando la mecánica, con inspecciones manuales.
Ambos procedimientos fueron realizados por personal del área de Puestos de Fronteras Zoofitosanitario y otras Coordinaciones temáticas del Organismo, en el marco de las resoluciones 299/99 y 714/10 del Senasa, las que regulan la metodología de control en fronteras y la implementación del Plan Nacional de Prevención de Ingreso y Transmisión de Plagas y Enfermedades, respectivamente.
En estos operativos, colaboran junto al Senasa otras instituciones con las que se trabaja en forma integrada para la recepción de arribos internacionales al puerto y aeropuerto de Mar del Plata, como Aduana, Policía de Seguridad Aeroportuaria, Sanidad de Fronteras y Migraciones.
Cabe mencionar que los elementos decomisados, tanto de pasajeros como de la aeronave, fueron entregados para su desnaturalización y destrucción final a Sistemas Ambientales SA, empresa que opera regionalmente en el tratamiento de residuos patógenos, según procedimientos regulados por la provincia de Buenos Aires.

Desde noviembre y hasta la fecha, personal del Senasa ha inspeccionado siete vuelos originarios de Bolivia, Chile, Ecuador, Perú y Surinam, en tanto se prepara para el control de buques y veleros procedentes de países vecinos que arribarán a la ciudad en los últimos días del mes de enero.

Foto0501