Enero negro para la economía local

El cierre del primer mes del año nos dejó una economía con un nuevo panorama. El Banco Central perdió 2800 millones de dólares. Así pasó a ser el peor mes de los últimos ocho años. Por su parte, el dólar, tanto el oficial como el blue, tuvieron saltos que rondan el 20%. Asimismo, datos privados marcan una inflación del 5 %.

(Por Tomás Bulat) Las reservas internacionales se ubicaron al 31 de enero en 27.742 millones de dólares, lo que implica un retroceso importante con respecto al viernes último, cuando habían finalizado a 28.100 millones de dólares, informó el Banco Central.
Los poco más de 2.800 millones de dólares de enero representan la peor caída mensual desde enero de 2006, cuando se efectivizó el pago con reservas al Fondo Monetario Internacional (FMI), pero si se excluye esa desembolso excepcional, no hay registros de una caída mensual tan abultada en los archivos estadísticos del Banco Central.
La caída de enero significó una pérdida del 9,4 por ciento respecto de los niveles de fines de 2013, un año en el que las reservas experimentaron la peor performance durante el kirchnerismo, con una disminución de 12.691 millones de dólares.
Con este nivel, las reservas acusan una caída de casi 20.000 millones de dólares (- 40,87 por ciento) en relación con los 47.523 millones del 31 de octubre de 2011, al inicio del cepo cambiario.
El retroceso llega a casi 25.000 millones (- 46,63 por ciento) respecto del nivel récord del 26 de enero de 2011, cuando las reservas fueron de 52.654 millones de dólares.
El dólar oficial cerró el mes en 8,01 pesos en el mercado mayorista, con lo que anotó una devaluación de 18,63 por ciento en enero, la mayor pérdida de valor para el peso en un mes desde 2002, una depreciación sustentada y administrada por el Gobierno.
El aumento del dólar oficial no frenó el alza del dólar paralelo, que saltó 26,50 por ciento en enero, una devaluación del peso de 20,95 por ciento en este segmento, en el mismo lapso.
Por otra parte, aparecieron los datos de la inflación de consultoras privadas. Estos marcan una suba de 5 % en el primer mes del año.

Ayuda!
El ministro de Economía Axel Kicillof salió a buscar dólares al mercado con el fin de frenar la sangría de dólares que día a día sufre el Banco Central. Tanto es así que el funcionario abandonó por un momento sus críticas al sector financiero y convocó la semana pasada a los banqueros de ABA, la asociación que nuclea a las entidades extranjeras, para pedirles que ayuden al Gobierno a conseguir en el exterior US$ 10.000 millones.
El ministro les confió a los banqueros su interés en salir a buscar dólares en el exterior, ya sea mediante la emisión de nueva deuda o a través de líneas de crédito comerciales que los bancos pudieran conseguir.
Como muestra de buena voluntad, entre los banqueros también se estaría hablando ya de la posibilidad de recaudar en el extranjero unos US$ 1000 millones en prefinanciaciones de exportaciones (lo que ayudaría a morigerar al menos en algo la caída de reservas).