Veterinarios analizaron al extraño animal de Leubucó

A-1371 El sábado pasado, Veradia.com publicó en su sitio el hallazgo de un insólito animal muerto hace más de dos años, el cual produjo asombro e inquietud en la población.

La foto del animal encontrado en cercanías del paraje Leubucó, ubicado al noreste del distrito de Adolfo Alsina, fue publicada por medios nacionales ante la rareza del caso.

Después de ser analizado por algunos médicos veterinarios, estos concluyeron en lo mismo: se trataría de un aborto bovino que sobrevivió algunos minutos.

leubucó“Para evitar malos entendidos, aparentemente se trataría de un aborto bovino que con el paso del tiempo ha hecho que reúna esas características como por ejemplo el cuello alargado. Pero hay otras como ser la conservación de pelo en parte del animal y el cuello coincide también con el diámetro de un bovino, la posición de las orejas que aparecen abajo, contra la mandíbula es consecuencia de que al haber estado colgado de la cabeza, la retracción del cuero ha hecho que las orejas vayan más abajo, pero son características que pertenecen a un animal bovino”, destacó Daniel Belot uno de los veterinarios que tuvo contacto con el cuerpo disecado del animal.

En cuanto a la posibilidad de que haya sobrevivido al tratarse de un aborto, el especialista no descartó: “Puede haber estado con vida luego de ser abortado por varios minutos y esto puede haber coincidido con el paso de esta persona que lo vio”.

Concluyendo, Belot llevó tranquilidad a la población: “Básicamente se trataría de un aborto, para no generar dudas y especulaciones y no se genere ningún tipo de temor, ya que se pueden decir cosas que no son y también para que la gente se quede tranquila”.

La primera versión de los hechos

Considerando que el animal está muerto hace más de dos años, conserva intacta sus partes delanteras. Su cabeza es similar a un bobino u ovino, tiene cuello largo y se destaca un esqueleto conformado por vertebras.

Sus dos manos delatan que puede haber tenido dedos: “Tenía como si fuese un dedo en vez de pezuña”, aclaró el vecino que lo halló. Originalmente el animal tenía cuatro extremidades, en las fotografías se ven sólo dos debido al deterioro que sufrió desde su descubrimiento hasta el día de hoy.

La persona que brindó las fotografías pidió reservar su identidad y además comentó: “Sobre su tronco sobresalían como dos alas, las orejas están a la altura de su mandíbula y tenía pelaje”.

Características que aún se mantienen aunque falta la parte final de su cuerpo debido a que algún ave carroñero se lo ha comido. Según las declaraciones de los testigos, aseguran que tenía una longitud aproximada de 60 centímetros.