Violenta manifestación en Pedro Luro

descontrol-levanto-Pedro-Luro-PedroLurocom_CLAIMA20140313_0115_17

En medio del descontrol, se levantó el corte de la ruta 3 en Pedro Luro Foto: Pedroluro.com)

La policía logró desactivar un piquete que desde ayer a la mañana impedía el paso de vehículos por la ruta nacional 3 a la altura de Pedro Luro. Antes, los manifestantes habían atacado un puesto de control e incendiado varios vehículos, en protesta por los controles que organismos oficiales realizan sobre los trabajadores de la cebolla, una de las principales actividades económicas del distrito de Villarino.
El pico de tensión se vivió esta madrugada cuando los agresores, que no llegaban al medio centenar en el puente que une Villarino con Patagones, la emprendieron contra la casilla de la Fundación Barrera Patagónica, una casilla policial, el auto de un efectivo de la bonaerense, un acoplado y una lancha, las que prendieron fuego, ocasionando graves daños. Cuando los bomberos del lugar concurrieron a apagar el incendio, fueron atacados con piedras.
Finalmente, cuatro patrulleros de la policía de Villarino y del Grupo de Apoyo Departamental de Bahía Blanca lograron controlar a los agresores y los corrieron de la ruta que mantenían bloqueada desde ayer a la mañana. En el día de ayer, los piquetes eran tres, en el cruce con Fortín Mercedes y en el acceso a Mayor Buratovich. Por ahora la situación es de calma y el tránsito de vehículos está habilitado, pero no descartan que surjan nuevos ataques. Fuentes de lugar revelaron a Clarín que los manifestantes más agresivos son trabajadores que no viven en la zona, no tienen arraigo con el lugar y llegan desde sitios alejados para participar de la zafra y retornar a sus sitios de origen.
El primer incidente se produjo ayer cuando ante la llegada de inspectores del ministerio de Trabajo de la provincia, AFIP y ARBA, los manifestantes respondieron con el incendio de un vehículo oficial de control. Tras ese foco, las autoridades municipales de Villarino convocaron a una reunión que se realizó por la tarde, pero cuyas conclusiones no conformaron a los manifestantes, en su mayoría trabajadores, muchos de ellos, de sitios alejados de la zona, que llegaron al lugar para realizar tareas de recolección de la cebolla.
El delegado en Pedro Luro Fabián Marlía relató que a la medianoche “habíamos llegado al consenso con los representantes de los trabajadores y los funcionarios de los organismos de que se suspendieran los controles hasta que no estuviera clara su forma de realización”. Sin embargo, cuando los enviados de los manifestantes, entre los que había galponeros y cuadrilleros retornaron al lugar del piquete y comunicaron lo acordado, estallaron el disconformismo y los ataques.
Marlía reveló a FM 10 de Pedro Luro que se acordó una nueva reunión para el jueves próximo. “Hasta tanto no se firme un documento con todas las partes, donde se establezca un plan de inspecciones claro, no va a haber controles” aseguró. El acuerdo, sin embargo, no fue suficiente para evitar los desmanes.
En plena tensión, la AFIP informó que había detectado 72 trabajadores registrados en las inspecciones realizadas a 6 establecimientos dedicados a la producción de cebolla. Según el organismo oficial, 4 de ellos eran menores de edad. Además, se secuestraron 24 toneladas de cebolla que iba a ser trasladada con documentación apócrifa. AFIP también denunció la presencia de cuadrilleros, que son los encargados de reclutar a los obreros para la zafra, trasladarlos al campo, pagarles y comercializar la producción que levantan. Según la AFIP, esa tarea está prohibida por la ley de trabajo agrario.

–Clarín–