«

»

“Trabajo precarizado y punterismo fuera del debate”

(*) La unanimidad en el voto que caracterizó a la sesión del Concejo Deliberante del pasado miércoles 14 de Mayo, producto de llamadas cruzadas que denuncian acuerdos por fuera del debate en el recinto o en comisión, fue más para la tribuna que otra cosa. La “sorpresiva” falta de discrepancias a la hora de votar, que pretendió mostrarse como un ejemplo de compromiso, en la sesión donde se trataron los malos tratos y amenazas que la Delegada municipal de Felipe Sola profirió a trabajadores bajo su cargo y los allanamientos en dependencias municipales en Darregueira -clara expresión de la crisis por la que atraviesa el ejecutivo municipal- pone en evidencia su intención de no debatir las verdaderas causas que dieron origen a los hechos. Incluso en esta situación y ante la gravedad de los temas en debate, el Concejo Deliberante no se dio a sí mismo ninguna atribución, no quiso ir más allá de una posición testimonial.

Los insultos y aprietes de Becker hacia los albañiles fueron en respuesta al reclamo de estos trabajadores a ser mensualizados (contratados) o directamente pasados a planta permanente. Incluso las disculpas posteriores que la delegada municipal dirigió a los trabajadores, fueron, insólitamente, en un ámbito de hostilidad e irregularidad.

Por otro lado los allanamientos en Darregueira terminaron con la detención de Molina, quien se asumía como “Coordinador del Movimiento Evita y del Polo Productivo del Sudoeste” y que con el acuerdo del Intendente Castelli se instaló al frente de las “cooperativas” de trabajo. Un claro caso de punterismo. Estas falsas cooperativas de trabajo aportan un plantel de trabajadores precarizados que es utilizado por el municipio en reemplazo de trabajadores de planta, con el objetivo primordial de bajar el costo laboral, ponerlo al servicio de los Intendentes, estimulando además, prácticas clientelares.

Los cuestionamientos que en dicha sesión se hicieron a las prácticas autoritarias y la enumeración de los hechos delictivos, que derivaron en sugerencias al ejecutivo y pedidos de informe, permitieron, sin embargo, eludir la cuestión de fondo. En ningún caso los Concejales aludieron a las causas que como común denominador tienen ambos temas tratados: la precarización y tercerización laboral en el Distrito, evidenciando que erradicar el trabajo precarizado no es una opción dentro de la agenda oficialista ni de la oposición.
Erradicar el trabajo precario es el primer paso de una acción consecuente.

Desde el Partido Obrero reclamamos el pase a planta de los trabajadores agredidos en Felipe Solá, de todos los trabajadores que forman parte de las cooperativas de trabajo en el distrito, y finalmente, de todos los trabajadores que se encuentran bajo la órbita de la administración municipal”.

(*) Andrés Baleani/ Guillermo Madrid

Partido Obrero Puan en el Frente de Izquierda y de los trabajadores.