China Zorrilla y el eterno recuerdo de su paso por Puan

Hace ya casi 8 años, el 28 de setiembre de 2006, China Zorilla actuaba en el Teatro Hispano Argentino de Puan junto a Carolina Papaleo y Tony Vilas en Camino a la Meca, una obra con la que recorrió todo el país superando las mil presentaciones.
En aquel momento, Puan tuvo el honor de recibirla y nombrarla visitante ilustre mediante una sesión especial del Concejo Deliberante que se realizó en el Espacio Cultural El Mercado.
Aún recordamos aquel preciso instante de su ingreso al salón saludando al público con una cálida sonrisa en su rostro y acompañada de Flor, una simpática perrita yorkshire que llevaba dentro de su bolso.
Después, la actriz aportó una cuota de frescura a la solemnidad del acto protocolar, cuando habló de su vida con tanto humor.
Más tarde, en el Teatro Hispano, China nos regaló su brillante actuación en Camino a la Meca, donde interpretó a Helen, una mujer blanca habitante de un pequeño poblado sudafricano, quien luego de vivir un matrimonio sin amor y de practicar una religión que terminó aprisionándola, halla la razón de su existencia, su realización personal y su libertad en el moldeado de esculturas.
El público, como no podía ser de otra manera, la aplaudió de pie eternizando aquel momento en la memoria de nuestro pueblo.

El último adiós
(La Nación) Igual que Mario Benedetti, la gran China Zorrilla tuvo su velatorio en el Palacio Legislativo del Uruguay. Sus restos fueron despedidos primero en el Salón de Los Pasos Perdidos con honores de jefe de Estado, y luego sepultados en el Cementerio Central de Montevideo. La actriz de 92 años que murió ayer a las 11.30, luego de pasar tres días internada por una neumonía, es homenajeada por el pueblo uruguayo, que la recordará siempre como una de las grandes figuras de la cultura oriental. El presidente José Mujica viajó desde Finlandia especialmente y llegó a las 10.30 al lugar para rendirle tributo.
“Honramos en este espacio a una gran dama. China fue actriz, directora, periodista, triunfó en festivales y recibió premios en distintos países, entre ellos, Francia. Fue un ser excepcional. Prohibida por la dictadura se fue a Argentina. Fue antes que nada una buena persona. Su amor mayor estuvo en la actuación. Despedimos hoy no solo a la gran actriz sino a la gran mujer que nos representó de mil maneras. La acogemos en nuestra memoria. Gracias China”, dijo el ministro de Cultura Ricardo Ehrlich en el multitudinario velatorio.
A las 13, comenzó el cortejo fúnebre que llevaría el féretro de la actriz, cubierto por la bandera uruguaya, hacia el Teatro Solís para recibir el saludo de actores de la Comedia Nacional y el teatro independiente. Fue entonces que el presidente uruguayo tomó la palabra: “Despedimos a una mujer que contribuyó pasito a pasito a la creación y a la formación de nuestra cultura, de nuestra identidad y, también, a la del Río de la Plata (…). Es justo recordar que hay gente que vive porque ha nacido, pero que hay algunos privilegiados como China que le dan un contenido a la vida y la proyectan hacia el futuro”.
El cortejo prosiguió su camino por las calles de Montevideo, y despertó grandes muestras de afecto a lo largo de su recorrido entre la gente que, desde veredas y balcones, le brindaba su homenaje. Minutos más tarde, entre aplausos, los restos de la actriz fueron recibidos en el Cementerio Central.
En la Argentina, el Gobierno decretó dos días de duelo nacional. “Ha sido una figura querida tanto en Uruguay, su país de nacimiento, como en la Argentina, destacándose durante toda su extensa trayectoria, además de actriz, como productora, directora e inclusive como puestista de ópera”, dice el decreto. Mientras nuestra bandera se iza a media asta, varios artistas locales viajaron a darle un último adiós. Entre ellos Betiana Blum y Soledad Silveyra, quien dedicó unas palabras en una carta que hoy publica LA NACION para su entrañable amiga y compañera de tantos escenarios. Solita estuvo al lado del cajón durante toda la mañana, profundamente dolida. Junto a ella se sentó el presidente Mujica desde muy temprano. Por su parte, la presidenta Cristina Kirchner envió una corona de flores.
Otros artistas uruguayos que quisieron homenajear a China fueron Carlos Perciavalle, amigo íntimo de China, Boy Olmi y Alvaro Navi

La frase.  “Una mujer muy feliz que ha hecho feliz a los demás”, así la define su amigo Carlos Perciavalle al recordarla.