«

»

Podrían volver las precipitaciones a mitad de semana

Total de precipitaciones durante el fin de semana en Puan: 87 mm

Período con temperaturas muy variables; sin embargo, se produce un marcado descenso en el promedio de semana. La oferta de agua del fin de semana ha sido muy favorable, dado que se han observado máximos pluviales en zonas que necesitaban lluvias en abundancia. Principalmente la provincia de CB ha recibido lluvias por encima de los 50 milímetros a gran escala y también la provincia de LP fue receptora de lluvias muy destacadas, donde no han sido pocas las localidades que superaron los 100 milímetros. Favorablemente a lo largo de la cuenca del Salado las lluvias moderaron sus milimetrajes en torno a los 20 milímetros, marcas algo más importantes en la zona triguera del sur. A gran escala y más allá de problemas puntuales que se han dado por lluvia excesiva en zonas puntuales el balance de las lluvias del fin de semana es favorable. Para las zonas que ya venían con una carga hídrica importante, posiblemente el escenario de anegamientos sigue siendo un riesgo, pero debemos tener en cuenta que ingresamos en un período en que la oferta de agua se acerca normalmente a un máximo.

Durante el resto de la jornada de hoy, pueden seguir observándose algunas lluvias menores en las zonas costeras y del sudeste de BA, al tiempo que se afianzan temporariamente la buenas condiciones del tiempo en el resto de la región pampeana.

El martes será el día de relativa estabilidad en todo el centro y norte del país, ya que prevalecerá el centro de alta presión en la zona central del país provocando una disminución de la cobertura nubosa en toda la región pampeana, mientras que el desplazamiento hacia el este del centro del alta presión favorecerá a una recomposición de la circulación del viento al sector norte. Esto, junto a la fuerte radiación solar típica de esta época del año, fomentará el incremento de las marcas térmicas en todo el territorio nacional. Asimismo, volverá a aportar humedad en las capas bajas de la atmósfera sobre todo el centro del país. En cuanto a precipitaciones, se prevé que quede un resto aislado sobre el noreste argentino, principalmente sobre la provincia de Formosa, aunque será aislado. También se prevé el desarrollo de algunas lluvias y lloviznas en la Patagonia argentina, principalmente sobre las provincias de Chubut y Santa Cruz.

El miércoles, un nuevo sistema frontal frío avanzará por la región de la Patagonia, alcanzando la zona norte de dicha región e inclusive la zona sur de la provincia de Buenos Aires, con lluvias y algunas tormentas aisladas. Por otra parte, se prevé que sobre la región norte del país, y especialmente sobre el NEA, aumenten las probabilidades de lluvias y tormentas dispersas, ya que el aporte del viento del sector norte sumando humedad y temperatura, provocará condiciones de tiempo inestable. En la franja central del país todavía se mantendrían las condiciones de estabilidad, aunque con un incremento significativo de la nubosidad.

El jueves, el frente frío proveniente de la Patagonia, combinado con la humedad y las elevadas marcas térmicas del centro del país, comenzará a desarrollar precipitaciones en forma de chaparrones y tormentas de variada intensidad, especialmente en la zona norte del área pampeana, donde se prevén los mayores acumulados de lluvia. De todas maneras, se prevén precipitaciones moderadas sobre toda la provincia de Buenos Aires y algunos sectores de la provincia de La Pampa, aunque allí serán más aislados. Rápidamente el viento rotará al sector sur, en toda la región pampeana, lo que favorecerá a una fuerte disminución de las marcas térmicas en toda la región central del país, especialmente sobre el norte de la Patagonia, pudiendo incluso registrar algunas heladas especialmente sobre la provincia de Río Negro.

El viernes, el sistema frontal ya se ubicará sobre la región del NEA, desarrollando allí lluvias y tormentas de variada intensidad, incluso algunas muy fuertes, provocando importantes acumulados sobre las provincias de Corrientes y Chaco, mientras que en menor medida se observarán precipitaciones sobre Santiago del Estero, Formosa, Salta y Jujuy. Por otro lado, hay que destacar el descenso térmico que se prevé en la región pampeana, especialmente sobre el sur de la provincia de Buenos Aires donde podrían observarse heladas moderadas durante las primeras horas del día y luego un rápido ascenso térmico durante la tarde.

El fin de semana, se espera que en todo el centro y sur del país se mantengan las condiciones de estabilidad, tanto durante el sábado como el domingo, ya que la presencia del centro de alta presión se hará cada vez más notoria, ganando fuerza a medida que transcurra el fin de semana. Mientras tanto, sobre el norte del país todavía se prevé que sigan desarrollándose algunas precipitaciones aisladas, especialmente en la región del NEA, donde todavía quedará un remanente de inestabilidad particularmente el día sábado, y que a medida que transcurra el domingo, la situación se irá estabilizando. Las marcas térmicas presentarán un rápido ascenso, teniendo en cuenta que la circulación del viento rotará al sector norte y favorecerá a aumentar los registros térmicos en todo el centro y norte del país.

(Consultora Clímatica/Granar)