«

»

Vuelve el calor

A partir del miércoles la rotación del viento al sector norte y la escasa cobertura nubosa favorecerá a un rápido ascenso térmico en todo el territorio nacional con valores muy elevados sobre la región central del país, en especial el oeste de la zona pampeana y el este de Cuyo.
Teniendo en cuenta las altas temperaturas que predominaron hasta la jornada del viernes, incluso las zonas que presentaban mayor margen de reserva y no recibieron al menos 25 milímetros, vieron resentidas sus reservas. Algunos corredores del norte de BA, lograron esta marca y mantienen un paso óptimo de reservas, algo que se proyecta a la provincia de ER, con excesos hacia el norte y también en las vecindades de SF. La franja mediterránea sigue muy ajustada, incluso en las zonas de influencia de Laboulaye y Rio IV, donde las lluvias fueron más generosas. Se ha secado mucho el sur de LP y las vecindades del sudoeste de BA.
El ingreso de un importante centro de alta presión a la región pampeana, provocó un fuerte descenso de las marcas térmicas, el cual estará acompañado de una importante disminución de la humedad en las capas bajas de la atmósfera. Esta situación estabilizará las condiciones inhibiendo el desarrollo de nubosidad en todo el territorio nacional. Sólo será la porción sur de la costa bonaerense, donde el ingreso de aire frío generará condiciones de inestabilidad, pudiendo desarrollar algunos chaparrones dispersos.

El martes, la situación se mantendrá muy similar, con el centro de alta presión levemente desplazado al este, seguirán las condiciones de tiempo estable en todo el centro y norte del país. El cielo se mantendrá con escasa cobertura nubosa, mientras que el viento comenzará a rotar al sector este y luego al norte favoreciendo un rápido ascenso térmico. Los valores más elevados de temperatura se observarán sobre el norte patagónico y sur del área pampeana, donde los valores podrían superar los 30ºC.

El miércoles se intensificará la circulación del viento del sector norte, lo que favorecerá al ascenso de las marcas térmicas de manera muy significativa. Las condiciones, pese al incremento térmico se mantendrán estables, esto se debe principalmente a que la humedad todavía se mantendrá baja, aunque lentamente se observará un aumento de humedad especialmente en la zona sur del área pampeana y norte de la Patagonia.

El jueves, la fuerte circulación del viento de sector norte no solo generará el incremento térmico sino que el aporte de humedad en las capas bajas de la atmósfera ya será muy elevado, por lo que las condiciones se tornarán inestables y comenzarán a desarrollarse las primeras precipitaciones en el país. Las mismas comenzarán a registrarse sobre el noreste del país, especialmente sobre Chaco y Corrientes, donde se prevén los mayores acumulados. Asimismo, en la zona sur de la región pampeana, especialmente hacia el final de la jornada se prevé que se desarrollen algunas tormentas dispersas, particularmente en el sudoeste de Buenos Aires y sudeste de La Pampa.

El viernes, comenzarán a combinarse un sistema frontal frío con la masa de aire cálido y húmedo presente en el centro y norte del país, lo que provocará el desarrollo de lluvias y tormentas de variada intensidad, algunas de las cuales podrían ser fuertes, especialmente las que se prevé que se generen en el noreste argentino, particularmente en las provincias de Corrientes y Misiones. Mientras tanto, toda la región pampeana empezará a registrar precipitaciones de variada intensidad, siendo el sector norte la zona con la mayor probabilidad de tormentas fuertes, en especial norte de Buenos Aires y provincia de Entre Ríos.

El fin de semana, se prevé que las precipitaciones continúen en la mayor parte del territorio nacional, con los fenómenos más importantes ubicados sobre el Litoral argentino, donde los acumulados podrían ser muy importantes, especialmente sobre Corrientes y Misiones. Mientras tanto, sobre el área pampeana las condiciones seguirán siendo inestables, con el probable desarrollo de lluvias y tormentas, aunque los fenómenos comenzarán a perder intensidad y empezarán a desarrollarse de manera más aislada.

El domingo, las principales precipitaciones se concentrarán sólo en la franja norte del país, especialmente en el NEA y gran parte del NOA, mientras que en la zona pampeana prácticamente no se observarán precipitaciones. Cabe destacar que sobre el área central del país se observará una rotación del viento al sector sur favoreciendo un nuevo descenso térmico.