“Allá lejos y hace tiempo”: Un carnaval atípico

El 29 de diciembre de 1933 el entonces gobierno nacional declara el Estado de Sitio en todo el territorio de la República Argentina. Una de las medidas fue prohibir el uso de caretas y antifaces en los carnavales, noticia que reflejó el periódico local El Puanense.
Asimismo el comunicado que impartía la policía expresaba que quedaba también prohibido el uso de vestiduras sacerdotales, uniformes militares y tanto los hombres como las mujeres no podían disfrazarse del sexo contrario.
Si se permitía arrojar papel picado y serpentinas pero no agua .
A pesar de estas medidas, en Puan el carnaval fue todo un éxito.

BAILES DIFERENCIADOS

De la lectura se extrae que las diferenciales sociales eran muy marcadas en aquellas épocas en Puan. Así lo testimonian las programaciones de carnaval donde algunas personas recibían invitación especial para participar del baile de disfraz y fantasía que tenía lugar en el Salón Municipal y /o en el refinado Club Social presentándose la orquesta MONF.

Para el común de los vecinos, se organizaba un baile popular en la Plaza Adolfo Alsina, amenizando la Banda Municipal a cargo del director Alejandro Leone.

Los carnavales estaban a cargo de una comisión especial que se constituía meses antes y comenzaba a trabajar , contando siempre con el apoyo de la Comuna para el otorgamiento de premios a los palcos, vehículos, máscaras, comparsas y disfraces infantiles.

—Enviado desde el Museo Ignacio Balvidares–