«

»

3 de junio: Día del Inmigrante Italiano

LEGADO ITALIANO EN TIERRAS PUANENSES

Dentro de nuestra comunidad, existe un gran número de familias italianas, en especial de origen Siciliano y Calabrés. Con ellas llegó hasta estas tierras la tradición de plantar cerca de sus casas unos cactus conocidos por su fruto: el ficodindia ( Opuntia o tuna) que aún hoy persisten en el paisaje de Puan como testimonio y recuerdo de aquellas sacrificadas familias que forjaron nuestro presente.

P1200354

Planta sagrada y pan de los pobres:

Esta peculiar planta es nativa de México y fue cultivada y comercializada por los Aztecas quienes la consideraban sagrada. Llegó a Europa a través de los conquistadores, encontrado en el sur de la península itálica, las condiciones ambientales óptimas para su adaptación y crecimiento. Su fruto cumplió un rol importantísimo en las áreas rurales de Sicilia y Calabria , ya sea para consumo humano como en la alimentación de los animales. Fue llamado “ el maná de la Sicilia”. Tres son las variedades: la sanguinosa o roja, la amarilla y la blanca. El ficodindia puede ser consumido como fruta, en dulces, mermeladas, licores y hasta en helados. Es muy rico en agua, azúcar, sales minerales como el calcio, potasio, fósforo, hierro, magnesio y vitaminas A y C. Asimismo contiene fibras, aminoácidos y pocas calorías. Entre sus propiedades están aquellas terapéuticas y depurativas como la disminución de la concentración del colesterol.
En Italia, su cosecha se realiza a fines de septiembre ( otoño) manualmente y con mucho cuidado ya que tanto las hojas de la planta como el fruto tienen largas espinas, organizándose también fiestas en las plazas donde se exhiben stands y se pueden degustar las especialidades gastronómicas preparadas con este peculiar fruto.

-Fuente: revista I Mediterranei ( cultura, turismo, tradizioni, itinerrai, artigianato, gastronomía in Sicilia) Septiembre de 2007. Año 12 Nº 75. Editore Video Mediterraneo.