«

»

Preocupación por la situación de las economías regionales

Las economías regionales enfrentan una crítica situación con la cadena de pagos “rota y donde peligran 1,5 millón de puestos de trabajo directos en el interior del país”, advirtió la economista de CONINAGRO Nieves Pascuzzi.
Esto forma parte de un trabajo elaborado por la “Mesa de Enlace” y en el cual se indica que “en el caso del sector triguero, hoy el productor exhibe mucho cheque rechazado, principalmente en el sudeste bonaerense, donde se requiere refinanciar deudas con bancos y también reestructurar las deudas con vendedores de insumos y semilleras”, explicó Pascuzzi, tras evaluar la situación que presenta el cultivo de este cereal en el sur bonaerense.
Añadió que “algo similar sucede con los productores de peras y manzanas del Comahue, que de no recibir apoyo oficial, no podrán pagar deudas, ni cumplir con el pago de salarios y menos avanzar con la próxima cosecha”.
Según la economista de CONINAGRO, otras situaciones de precariedad económica, que traban el normal movimiento de la cadena de pagos, se ven en otras regiones del Interior, tanto por cuestiones internas como externas: con la vitivinicultura en Mendoza, el algodón en Chaco, el ajo en la zona cuyana, citrícola en Entre Ríos, azúcar en Tucumán, el maíz en el NOA, y el olivo en La Rioja.
“Por ello, la actividad en las economías regionales resulta crítica, ya que exhiben una ruptura en la cadena de pagos. Y allí se pone en riesgo casi el 10 por ciento del empleo en estas economías, que contratan a 1,5 millón de personas de manera directa”, consignó Pascuzzi.
La especialista afirmó que a esta problemática del campo se le suman la crisis que enfrenta la provincia de Buenos Aires, con un 40 por ciento de su territorio afectado por inundaciones, y a los que se le agregan otros departamentos del sur de Santa Fe.
Al respecto, Pascuzzi refirió que “la mayoría de las producciones en las distintas regiones del Interior están en quebranto, ya que no cierran los números” y estimó que “para revertir esto, no alcanza con dar un crédito, ya que hacen falta fondos primero para cerrar el 2015 y luego financiamiento para arrancar el 2016”.

VATICINAN UNA CAIDA DE LA ECONOMIA

En tanto, la Universidad Austral estimó que en 2016 la economía podría tener una caída del 1 por ciento y que la salida de la recesión no será tan rápida como la ocurrida en 2003.
“La duración del tiempo de ‘vacas flacas’ de la actualidad será menor mientras que en la de 2001 la recesión fue más intensa y duró cuatro años”, indicó el informe mensual elaborado por IAE, la escuela de negocios del la Universidad Austral.
El informe señala que “la profundidad también es menor porque en un escenario pesimista el PIB podría caer hasta 1 por ciento en 2016 y en el 2002 cayó más de 10”.

Diario El Día, La Plata