«

»

Agricultura: impulsan a un ex adversario de Moreno

Buryaile pretende que Marcelo Rossi, ex presidente de la Oncca, se encargue de las tareas de sanción que pasaron a Economía

El nuevo ministro de Agricultura, Ricardo Buryaile, comenzó a trabajar en otra línea que tendrá su gestión: recuperar para esa cartera las facultades de regulación, control y sanción sobre el comercio agropecuario, que en los últimos años pasaron a la Secretaría de Comercio, dentro del Ministerio de Economía.
Según trascendió, Buryaile quiere recuperar funciones de la ex Oncca tal como funcionó históricamente y para ello pretende encomendar esa tarea a Marcelo Rossi, que estuvo al frente de ese organismo entre 2002 y marzo de 2007.
Creada en 1996 por el entonces secretario de Agricultura, Felipe Solá, la Oncca nació para hacer tareas de fiscalización y sanción en el comercio agropecuario. En 2007, el entonces secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, forzó de manera violenta la salida de Rossi porque se resistía a sus órdenes, y el organismo pasó a otorgar subsidios a empresas agroalimentarias y a controlar las exportaciones. Luego, Ricardo Echegaray profundizó esa política. Finalmente, en 2011, tras fuertes denuncias de corrupción con los subsidios, el organismo fue disuelto y reemplazado por la Ucesci, que quedó en el área del Ministerio de Economía. En ese desguace, Agricultura quedó con ciertas funciones de fiscalización (a cargo de lo que hoy se conoce como Dirección Nacional de Matriculación y Fiscalización), pero no de sanciones, por ejemplo, contra la evasión.
Luego de los nombramientos de Juan José Aranguren como ministro de Energía y de Jorge Todesca como director del Indec, Rossi sería otro ex adversario de Moreno que llega al gobierno de Mauricio Macri en un lugar clave.

Una fuente del nuevo gobierno señaló a LA NACION que Buryaile ya tuvo un diálogo telefónico con Rossi y lo invitó a encontrarse en los próximos días para ver “si es factible trabajar juntos”. Otra fuente aclaró que la eventual función de Rossi, si finalmente se concreta, “no será de impedimento de las exportaciones”, sino de control y estadística. De acuerdo con fuentes privadas, la evasión en carnes ronda los $ 7000 millones al año, mientras que en el sector lácteos la informalidad se ubica entre 1000 y 1500 millones. En 2010, como diputado nacional, Buryaile impulsó un proyecto de ley justamente para reemplazar a la ex Oncca.

Agroindustria

Ayer, el equipo agropecuario convino impulsar, en el marco de una modificación de la ley de ministerios, que Agricultura pase a llamarse Agroindustria, como prometió el Presidente electo en la campaña.

Abajo de Buryaile quedarán cinco secretarías. Ricardo Negri (h) irá a Agricultura, Ganadería y Pesca; Néstor Roulet, en Agregado de Valor, y Santiago Hardie, en Legal y Administrativa, que tomará parte de lo que hoy es Coordinación Político Institucional y Emergencia Agropecuaria. Falta cerrar los nombres para las áreas de Mercados y Estadísticas, adonde repartían las funciones que quiere recuperar Buryaile con Rossi, y Agricultura Familiar. De esta última dependencia se mencionó a Héctor “Toty” Flores, cercano a Elisa Carrió, pero este dirigente asumirá en Mar del Plata como secretario de Producción. Mercedes Nimo, directora ejecutiva de la Copal, irá como subsecretaria de Alimentos con Roulet.

A su vez, Amadeo Nicora, un veterinario formoseño presidente de la Sociedad Rural de Pilcomayo y ministro de la Producción de Gildo Insfrán entre 1996 y 2003, será presidente del INTA. Nicora ya estuvo en el INTA como vicepresidente.

Por otra parte, si bien Buryaile le había manifestado a algunos ruralistas “un lugar muy cerca” de Macri en su asunción, al cierre de esta edición no habían llegado las invitaciones, según contaron en las diversas organizaciones.

Fuente: La Nación – Fernando Bertello, 10 de diciembre