«

»

Productores volverán a exportar sus granos directamente

El Ministerio de Agroindustria le aseguró a los productores que una vez finalizada el acuerdo con los fondos buitres, el campo podrá volver a exportar sus cosechas directamente como lo hacia tiempo atrás para eso tendrán líneas de créditos por parte del Estado para sostener los gastos de campaña.
La información fue confirmada por representantes de la Asociación Argentina Pro Trigo (Aaprotigo) que fueron recibidos ayer por el Secretario de Agregado de Valor, Néstor Roulet.
La iniciativa surgió a partir de las diferencias que últimamente recibieron los productores trigueros por parte de la exportación y la molinería.
En ese sentido el Ejecutivo sugirió que se busque discutir los precios en la Cámara Arbitral, de forma que sea éste un mediador entre las partes. Con lo cual se espera para más adelante una normativa que de inicio a esta posible solución en la cadena.
La prefinanciación de la cosecha es algo que ya se hacía en los ‘90. El dinero provenía de entidades internacionales como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que tomaba el gobierno. Este luego abría el juego entre las entidades nacionales y privadas.
De esta forma, el préstamo llegaba a los productores a una tasa muy inferior a la que ofrecen las empresas que venden los insumos en el campo. En pocas palabras, se deja de lado la tasa comercial que se mide más por la especulación, relataron desde la entidad.
Respecto del retorno para volver a exportar a cuenta y orden. Refiere a que el mismo productor será el que haga todo el negocio sin intermediarios. El mecanismo hace que se deje de lado a las grandes multinacionales y resurge la figura de los brokers. Los corredores podrían también jugar un papel importante. Estos pueden armar un pool de cuatro o cinco productores atendiendo así la demanda externa.
Los productores de esta forma no hacen más que volver a tener herramientas que les permitirá de ahora en más entrar en el mismo nivel de juego.
Se trata de un sistema que poco a poco irá aceitandose en el campo. Y no es más que una alternativa a lo que ya está en el mercado.
La iniciativa que si bien surgió de un reclamo por el poco valor que recibe el trigo, la apertura de ahora en más hará que también los demás granos puedan tener esta opción de venta.
En pocas palabras, los agricultores tendrán en el mediano plazo las mismas condiciones. Lo que significa optar por el sistema tradicional (vía exportación) o que lo hagan en forma directa con el importador.

Diario BAE – Merino Soto