«

»

Los diez mandamientos de las Guías Alimentarias que presentó el Gobierno Nacional

El Gobierno Nacional lanzó una guía para que la población pueda comer sano y alimentarse. Se trata de las nuevas Guías Alimentarias para la Población Argentina, Gapa, que intentan fomentar a través de 10 disposiciones, estilos de vida más saludables. Están centradas en prevenir la diabetes y la obesidad. Incluso, sugiere las proporciones sugeridas de alimentos que deberían incluirse a lo largo del día.

Las gapa están dirigidas a la población en general mayor de 2 años– incluyen 10 “mandamientos” para “favorecer la aprehensión de conocimientos que contribuyan a generar comportamientos alimentarios y nutricionales más equitativos y saludables por parte de la población”.

  1. Incorporar a diario alimentos de todos los grupos y realizar al menos 30 minutos de actividad física
  • Realizar 4 comidas al día (desayuno, almuerzo, merienda y cena) incluir verduras, frutas, legumbres, cereales, leche, yogur o queso, huevos, carnes y aceites.
  • Realizar actividad física moderada continua o fraccionada todos los días para mantener una vida activa.
  • Comer tranquilo, en lo posible acompañado y moderar el tamaño de las porciones.
  • Elegir alimentos preparados en casa en lugar de procesados.
  • Mantener una vida activa, un peso adecuado y una alimentación saludable previene enfermedades.

2) Tomar a diario 8 vasos de agua segura

  • A lo largo del día beber al menos 2 litros de líquidos, sin azúcar, preferentemente agua.
  • No esperar a tener sed para hidratarse.
  • Para lavar los alimentos y cocinar, el agua debe ser segura.

3) Consumir a diario 5 porciones de frutas y verduras en variedad de tipos y colores

  • Consumir al menos medio plato de verduras en el almuerzo, medio plato en la cena y 2 o 3 frutas por día.
  • Lavar las frutas y verduras con agua segura.
  • Las frutas y verduras de estación son más accesibles y de mejor calidad.
  • El consumo de frutas y verduras diario disminuye el riesgo de padecer obesidad, diabetes, cáncer de colon y enfermedades cardiovasculares

4) Reducir el uso de sal y el consumo de alimentos con alto contenido de sodio

  • Cocinar sin sal, limitar el agregado en las comidas y evitar el salero en la mesa.
  • Para reemplazar la sal utilizar condimentos de todo tipo (pimienta, perejil, ají, pimentón, orégano, etc.)
  • Los fiambres, embutidos y otros alimentos procesados (como caldos, sopas y conservas) contienen elevada cantidad de sodio, al elegirlos en la compra leer las etiquetas.
  • Disminuir el consumo de sal previene la hipertensión, enfermedades vasculares y renales, entre otras.

5) Limitar el consumo de bebidas azucaradas y de alimentos con elevado contenido de grasas, azúcar y sal

  • Limitar el consumo de golosinas, amasados de pastelería y productos de copetín (como palitos salados, papas fritas de paquete, etc.).
  • Limitar el consumo de bebidas azucaradas y la cantidad de azúcar agregada a infusiones.
  • Limitar el consumo de manteca, margarina, grasa animal y crema de leche.
  • Si se consumen, elegir porciones pequeñas y/o individuales. El consumo en exceso de estos alimentos predispone a la obesidad, hipertensión, diabetes y enfermedades cardiovasculares, entre otras.

6. Consumir diariamente leche, yogur o queso, preferentemente descremados

  • Incluir 3 porciones al día de leche, yogur o queso.
  • Al comprar mirar la fecha de vencimiento y elegirlos al final de la compra para mantener la cadena de frío.
  • Elegir quesos blandos antes que duros y aquellos que tengan menor contenido de grasas y sal.
  • Los alimentos de este grupo son fuente de calcio y necesarios en todas las edades.

7. Al consumir carnes quitarle la grasa visible, aumentar el consumo de pescado e incluir huevo

  • La porción diaria de carne se representa por el tamaño de la palma de la mano.
  • Incorporar carnes con las siguientes frecuencias: pescado 2 o más veces por semana, otras carnes blancas 2 veces por semana y carnes rojas hasta 3 veces por semana.
  • Incluir hasta un huevo por día especialmente si no se consume la cantidad necesaria de carne.
  • Cocinar las carnes hasta que no queden partes rojas o rosadas en su interior previene las enfermedades transmitidas por alimentos.

8. Consumir legumbres, cereales preferentemente integrales, papa, batata, choclo o mandioca

  • Combinar legumbres y cereales es una alternativa para reemplazar la carne en algunas comidas.
  • Entre las legumbres puede elegir arvejas, lentejas, soja, porotos y garbanzos y entre los cereales arroz integral, avena, maíz, trigo burgol, cebada y centeno, entre otros.
  • Al consumir papa o batata lavarlas adecuadamente antes de la cocción y cocinarlas con cascara.

9. Consumir aceite crudo como condimento, frutas secas o semillas

  • Utilizar dos cucharadas soperas al día de aceite crudo.
  • Optar por otras formas de cocción antes que la fritura.
  • En lo posible alternar aceites (como girasol, maíz, soja, girasol alto oleico, oliva y canola).
  • Utilizar al menos una vez por semana un puñado de frutas secas sin salar (maní, nueces, almendras, avellanas, castañas, etc.) o semillas sin salar (chía, girasol, sésamo, lino, etc.).
  • El aceite crudo, las frutas secas y semillas aportan nutrientes esenciales.

10. El consumo de bebidas alcohólicas debe ser responsable.

  • Los niños, adolescentes y mujeres embarazadas no deben consumirlas. Evitarlas siempre al conducir
  • Un consumo responsable en adultos es como máximo al día, dos medidas en el hombre y una en la mujer.
  • El consumo no responsable de alcohol genera daños graves y riesgos para la salud.

0000000701cnt-2015-08_plato-alimenticion