¿El chupacabras volvió a hacer de las suyas?: Apareció una vaca mutilada en la zona de Guatrache

vacas-mutilacion-peru-guatrache-may2016El animal apareció con extrañas incisiones, igual que en los episodios ocurridos en 2002 y 2003.
La vaca con signos de haber sido mutilada apareció en un campo. Intentan adjudicar el caso al carbunclo, una enfermedad infecciosa. Pero lo que sigue sin explicación son los cortes quirúrgicos en el cuerpo del animal, ya que la bacteria lo mata pero no le produce esas lesiones. Otro dato que causa extrañeza: en el lugar no hay rastros de vehículos, ni sangre, tampoco se acercan al cuerpo moscas, ni animales carroñeros.

“Volvimos con las mutilaciones en La Pampa”, escribió Agustín Gusol en Facebook, debajo de unas imágenes con el animal mutilado. El trabajador explicó que la encontró ayer pero tenía signos de haber muerto hace aproximadamente tres días.
El acontecimiento hizo recordar los años 2002 y 2003 cuando aparecieron en la provincia y en otras regiones varios animales con extrañas incisiones y particularidades que no tuvieron respuestas de expertos en la materia.
Principalmente entre abril y septiembre de 2002 sucedieron hechos en distintos campos de la provincia y del resto del país. En ese intervalo, aparecieron mutilados distintos animales, con extraños cortes y ciertas peculiaridades y patrones.

¿Ovnis o chupacabras?
En un comienzo, como se acostumbra cuando aparecen hechos difíciles de explicar, se habló de “ovnis” o del recordado “chupacabras”. La explicación racional vino de parte de la ciencia.
Hoy, 14 años después, volvieron a aparecer animales con los mismos signos en campos de la provincia de La Pampa.
Las mutilaciones permitieron elucubrar una innumerable cantidad de historias: que fueron animales de carroña, que el chupacabras, que el ratón hocicudo, que sectas, que cirujanos furtivos, y hasta ovnis.
Lo cierto es que todos los casos tuvieron algunos denominadores comunes: en ninguno de los casos relatados se encontraron huellas del animal antes de ser dado de muerte, tampoco rodados que atribuyan los sucesos a grupos con vehículos, ni derrame de sangre, tampoco olor a descomposición por parte de los cuerpos, no hubo moscas rondando por los cuerpos, tampoco se acercaban carroñeros al animal abatido, no hubo desgarro en las heridas, así como tampoco presentaron filtraciones o pérdidas los tanques australianos.

vacas-mutilacion-peru-guatrache-may2016-1-2Dan una explicación racional, pero poco convincente
Las mutilaciones pueden tener una explicación: se puede tratar de carbunclo, una infección aguda capaz de atacar a casi todos los animales de sangre caliente, comprendidos los seres humanos, que afecta a diversos tejidos, incluso a la piel, los intestinos, los riñones, las meninges, las conjuntivas y el sistema linfático.
La produce una bacteria, el Bacillus anthracis. Son partículas microscópicas, resistentes, que permiten sobrevivir al microorganismo en condiciones ambientales adversas. En los animales, esta enfermedad suele producir una muerte repentina, y casi en todos los países la ley exige informar de los brotes de carbunclo a las autoridades correspondientes.
La enfermedad se da en todo el mundo. En algunos países se sabe que hay zonas específicas que favorecen la supervivencia en el suelo de las esporas de las bacterias que producen el carbunclo y donde, en consecuencia, se presentan brotes esporádicos. Los suelos alcalinos favorecen la supervivencia de estas esporas. En estas zonas, las esporas de este organismo se multiplican cuando las condiciones del suelo -como la temperatura, la humedad y la nutrición- son apropiadas. En esos lugares vuelve a aparecer la enfermedad periódicamente, durante muchos años.

Más sobre el carbunclo

Ataca a los animales domésticos, como el ganado, las ovejas, las cabras, los caballos, los asnos, los cerdos y los perros, así como a los rumiantes salvajes.
Los brotes de carbunclo suelen asociarse a acontecimientos climáticos y meteorológicos particulares, como las lluvias abundantes, inundaciones y sequías. En las zonas proclives al carbunclo, el pastoreo concentrado de animales que ingieren retoños frescos de pasto después de la lluvia, a menudo produce brotes de la enfermedad debido a la ingestión de organismos tomados de suelos contaminados. Durante los brotes agudos, la enfermedad puede contagiarse por picaduras de moscas entre los animales, aunque se trata de una forma muy menor de transmisión. La principal forma de contagio es por ingestión de microorganismos infecciosos. El periodo de incubación del carbunclo es de tres a siete días, con una fluctuación de uno a 14 días. Una característica común del carbunclo es que animales, aparentemente en buenas condiciones, mueren de pronto sin síntomas evidentes de enfermedad. Los casos agudos en el ganado, las ovejas y los herbívoros salvajes se caracterizan por fiebre, depresión, dificultad para respirar y convulsiones. Si no reciben atención, los animales mueren a los dos o tres días.

eldiariodelapampa.com.ar