Declaraciones de López en Pigüé: “A los maestros les diría que protesten trabajando más”

(*) El senador Horacio López (UCR-Cambiemos) si bien reconoció que el reclamo docente le parecía razonable, también dijo que si le podía dar un consejo a los maestros era que protestaran con los chicos en el aula señalando que los días de clases que se perdieron «son irrrecuperables», y se manifestó a favor del desalojo que llevó a cabo anoche la policía en la Plaza de los Dos Congresos cuando CTERA pretendió instalar una carpa docente en Capital Federal.

«Lo de anoche no es represión», afirmó López señalando que lo que ocurrió en la plaza de los Dos Congresos fue que se había pedido para un acto y se pretendió montar una estructura en un espacio público ante lo que se pidió que desalojaran el lugar, «me parece que la policía que haya tenido que usar la fuerza para que se cumpla con la normativa y la ley… No conozco ningún país del mundo donde cuando alguien no cumple con las leyes, no tiene que usar la fuerza la policía para hacérsela cumplir», señaló el legislador quien estuvo esta mañana en el comité radical en el marco de una reunión con la mesa local de Cambiemos.

*Semreflejos 

************

Más declaraciones del senador Horacio López durante la conferencia de prensa

Al ser consultado por la prensa pigüense, acerca del conflicto docente y particularmente sobre lo ocurrido anoche en la plaza de los Dos Congresos, en Buenos Aires, López manifestó:

-“Estoy totalmente con que los docentes ganen mucho más de lo que ganan. Lamento no haber tenido una gobernadora como María Eugenia Vidal cuando yo fui docente. Fui durante 24 años docente, si a mí me hubieran ofrecido un sueldo docente ajustable al índice de inflación, ¿ustedes saben la fortuna que ganaría?
Y a nosotros nos comió durante 20 años la inflación nuestro recurso. Yo creo que hace un enorme esfuerzo la Gobernadora al plantear un ajuste por inflación con un INDEC creíble como el que hay para que los docentes vayan a ajustar en función de ellos su salario. Que discutan una base de aumento como para recuperar lo que según el criterio generalizado han perdido el año pasado, me parece razonable, pero debo decir que yo hice huelga en la época de la dictadura militar, cuando hacer huelga ya entrañaba otros riesgos, pero la huelga no era ir a clases y no atender a los chicos, nosotros sacábamos los bancos y dábamos clases en la calle.

Nosotros hacíamos huelga quedándonos más horas adentro del colegio haciendo actividades con los padres de los chicos como manera de difundir nuestra actividad. Creo que el reclamo es muy justo pero hay que hacerlo con los chicos adentro del colegio. Yo tengo nietos que van a la escuela privada y nietos que van a la escuela pública y la diferencia que se han sacado este mes, entre unos y otros, es muy importante e irrecuperable. Mis nietos que van a la escuela privada han tenido un mes de trabajo y han aprendido cosas que otros, mientras tanto, no aprendían. Y les digo más, mi nieta más chica lloraba porque no podía ir al Jardín.

Entonces, a estas cosas hay que tenerlas en cuenta. Yo creo que el resultado de la encuesta que hicieron los gremios docentes, donde les da el 70 por ciento a favor de que se utilicen otros sistemas de protestas, demuestra que la sensación de la calle es esa. Por supuesto que pueden reclamar, pero con los chicos adentro del colegio”.

– Su opinión sobre la metodología utilizada en el desalojo

-“Lo de anoche no es represión, yo en esto quiero decirlo claramente porque soy una persona que milité en la época de la dictadura militar y ahí sí había represión.
Represión es cuando un gobierno, en aquel caso era un gobierno ilegítimo, pero no importa tanto la legitimidad o la ilegitimidad, lo que importa es que se utiliza la fuerza para reprimir una manifestación que está contemplada en la Constitución Nacional. Pero lo de ayer no fue eso, se había pedido permiso para realizar un acto hoy a las 10. Permiso que había sido otorgado, pero ayer a las cinco de la tarde comienzan a armar con estructuras tubulares, no se sabía bien qué cosa, pero después se supo que era una especie de carpa docente. Los inspectores de la municipalidad de Buenos Aires le informaron que eso no era lo que estaba autorizado. Está en los medios de prensa de hoy las respuestas altisonantes y despectivas que recibieron de Baradel. Sabemos que él representa la punta de un ariete que el Frente para la Victoria, especialmente el kirchnerismo, está llevando contra el gobierno actual. Y bueno, se les pidió que desalojen y se dijo que no, pero además lo estaban haciendo en un lugar que es patrimonio cultural de la ciudad de Buenos Aires.
Me parece que la policía haya tenido que usar la fuerza para que se cumpla con la normativa… no conozco ningún país del mundo donde, cuando alguien no cumple con las leyes, la policía no tenga que utilizar la fuerza  para hacérselas cumplir.

Hay que pensar métodos para frenar al que quiere transgredir la ley en función de la violencia que ponen quienes no quieren cumplir con la ley.
Acá que quede claro que el Gobierno Nacional dio un giro, venía tratando de contemplar todos los puntos, y miren la plata que les dio a los movimientos sociales, ni Cristina les dio los 30.000 millones de pesos a los movimientos sociales, ni Cristina les devolvió la plata de las obras sociales a los sindicatos. Sí tuvo la cuestión de la pacificación, para la buena relación, ¿Y cómo les fue? Les fue mal porque les siguieron haciendo paro, le hicieron piquetes tratando de copar la calle como si la verdad estuviera en quien es más macho dentro de la calle.
Tuvo un gran reclamo el gobierno el 1 de abril: muchachos, los votamos para que empiecen a poner orden en la sociedad. Estamos cansados que haya gente que crea que a través de la prepotencia se pueden lograr cosas”.

– A su criterio, ¿Cuál debería ser el método de protesta que deberían elegir los docentes en este caso?

– “Yo me quedaría en el colegio dándoles clases a los padres. Por qué no ponemos más horas de trabajo como forma de protesta como hacen los japoneses.
No se han planteado por qué a veces los paros son en momentos estratégicos y en días estratégicos, a veces hasta son para que se logre un fin de semana un poco más largo.
Se tienen que terminar en este país donde se han hecho tantos paros a través de la historia. Yo radical, alfonsinista, recuerdo los trece paros de Saúl Ubaldini y el resultado ha sido cero. Miren como está la educación, de quién es la culpa, será de Macri, de Cristina, o es desde siempre que esto viene mal. Yo adhiero a la última, acá viene mal desde siempre porque primero se busca el reclamo salarial y segundo, paro tras paro.
Hay que buscar otra metodología y si el paro es la manera de llamar la atención a la sociedad por el problema que tienen… miren muchachos, metan más horas de clases, llamen a los padres para que participen de esa actividad. Hay muchas cosas para hacer si se agudiza el ingenio”.