Puan: el robo a una confitería y una panadería motivó una serie de allanamientos

18296891_10212721076722365_117396466_oLos operativos estuvieron motivados por dos hechos delictivos ocurridos el 22 de abril último, uno en la Panadería Rimaudo, sita en la esquina de España y Saavedra, y el restante en la Confitería Varieté. Ambos locales comerciales están ubicados en este medio.
Oscar Rimaudo, de 62 años, propietario de la panadería, indicó que autores ignorados ingresaron tras violentar un ventiluz del depósito. Una vez en el local, se alzaron con $ 300 en efectivo, vinos varios, mercaderías varias y cuchillos. El hecho dio origen a la Instrucción Penal Preparatoria, caratulada “Robo”, de trámite ante la Ayudantía Fiscal local, a cargo de la Dra. Cafasso.
En la misma fecha, Luis Daniel Olmos, de 52 años, propietario del local “Resto Bar Variette, ubicado en calle Dr. Juanena, señaló que entre las 22 hs. del 21 de abril y las 4:00 horas del 22, autores ignorados, violentando el mosquitero de una ventana de la cocina, ingresaron al comercio, sustrayéndole una amoladora marca Gamma, color celeste, un atornillador marca Black & Decker, anaranjado y negro, con un maletín y sus accesorios, y un taladro marca Black & Decker, eléctrico, entre otros accesorios, valuando lo sustraído en la suma de $ 8000.
Este ilícito originó la Instrucción Penal Preparatoria, caratulada “Robo”, con intervención de la Ayudantía Fiscal de este partido.

Allanamientos
Luego de diversas tareas investigativas, efectuadas por personal policial, se logró determinar indubitablemente la responsabilidad en los hechos de dos menores de edad, uno de esta localidad y el otro de Pigüé, cuyas identidades se reservan por razones legales.
Con fecha 28 y 29 de abril, la policía sumó más allanamientos en tres domicilios de Puan. Finalmente, se informó que se logró recuperar la totalidad de los efectos sustraídos al “Resto Bar Variette”.

Además de una cuchilla y restos de golosinas denunciados como sustraídos a la Panadería, como así diversas herramientas que fueran sustraídas por los menores del interior de una caja, ubicada en la caja de carga de una Pick Up, marca Chevrolet S-10, propiedad de Segio Gustavo Andrés.