La Provincia declaró la Emergencia Hídrica en seis municipios bonaerenses

El gobierno de la provincia de Buenos Aires decretó la Emergencia hídrica en seis municipios a raíz de las intensas lluvias que cayeron en el último tiempo. Esto facultará al Ministerio de Infraestructura y Servicios Públicos a realizar las obras y acciones necesarias para aliviar las consecuencias de las inundaciones y el escurrimiento de las aguas en los partidos de Adolfo Alsina, Daireaux, Guaminí, Puan, Salliqueló y Tres Lomas, por el término de 18 meses.

Debido a que los registros de lluvias en la provincia de Buenos Aires, recabados desde diciembre de 2015, son superiores a la media histórica, incluso con récords que en algunos casos superan los tres mil milímetros (3.000 mm), el gobierno ha determinado declarar la emergencia hídrica, para así poder dar respuestas acordes y urgentes para mitigar consecuencias, priorizando el bienestar de las personas, la comunicación de áreas urbanas y semi-urbanas, la continuidad de los servicios y la evacuación de bienes y productos en ámbitos rurales.

En muchos casos, las abundantes e intensas lluvias han generado un escenario crítico en determinadas zonas, superando los volúmenes de drenaje de las cuencas, saturando la capacidad de absorción de los suelos y generando cortes de caminos, interrupción en las vías de comunicación y produciendo así el aislamiento de centros urbanos y poblacionales, como así también de las actividades productivas de las zonas comprendidas.

Con esta decisión, los organismos y reparticiones que actúan bajo la órbita del ministerio, podrán proyectar, contratar, dirigir y ejecutar obras hidráulicas y trabajos tales como movimiento de suelos, terraplenes, alteos, defensas, apertura de rutas, canalizaciones, modificación, restauración y mejorados de caminos rurales, vías de comunicación y accesos terrestres, como así también toda otra obra que se considere pertinente para alcanzar los objetivos perseguidos con la presente declaración, incluyendo la contratación de servicios y adquisición de bienes.

“Esto responde al trabajo que se viene realizando con los intendentes de la región, donde siempre se priorizó el cuidado de los cascos urbanos, que hasta el momento no han sufrido el ingreso del agua,” indicaron en el comunicado de prensa.