«

»

Estimaciones Agrícolas: Informe de Inundaciones

La Bolsa de Cereales de Bahía Blanca determinó, en base a diferentes estudios, cual fue la incidencia de la superficie
anegada en el área de influencia del Puerto de Bahía Blanca.

El análisis de imágenes satelitales MODIS NDVI (MOD13Q1), correspondiente a 29 partidos de la provincia de Buenos
Aires y 14 departamentos de La Pampa, se puede observar en los siguientes mapas.

En las tablas posteriores se discrimina la Superficie del Partido (Catastro IGN), Superficie Inundada, Superficie Anegada y % de incidencia en cada uno de los partidos y departamentos de la región bajo análisis.

El porcentaje de incidencia (área anegada sobre superficie del partido) para el área de Buenos Aires es del 44%, si a este valor lo consideramos sobre el área productiva se elevaría aún más hasta llegar al 55%. Es decir 5 millones de hectáreas afectadas sobre las 9 M de ha. productivas. Para el caso de la provincia de La Pampa el valor de incidencia sobre la superficie total de los departamentos es del 11%. Si calculamos este indicador sobre las hectáreas productivas ascendería al 30%, donde existirían más de 600.000 ha. afectadas en un superficie productiva total de 2 M de hectáreas.
En forma complementaria, se muestran los mapas con pronósticos de precipitaciones a dos y seis meses respectivamente.

Esta situación puede complicar aún más el normal desarrollo de los cereales de fina implantados (trigo – cebada). El exceso de humedad junto a temperaturas elevadas, han favorecido actualmente al desarrollo de enfermedades, situación que pudo observarse en las recorridas realizadas por técnicos de la institución.

Por otro lado, de seguir con los problemas de anegamiento, la imposibilidad de transitar por los caminos rurales complicará la posibilidad de fertilizar los cultivos en tiempo y forma para lograr los estándares de calidad deseados por la industria.

Se lleva en la zona tres años de precipitaciones superiores a los promedios históricos, situación que ha provocado el aumento del nivel de las napas freáticas. Si los perfiles continúan saturados, la falta de piso y los caminos anegados, también podrían influir negativamente en la siembra de los cultivos de cosecha gruesa (soja – maíz – girasol) de la próxima campaña.