La Travesía Ferroviaria y Solidaria llegó a Puan

La bandera nacional y otra con las Islas Malvinas, acompañan a los viajeros

Integrantes de la Asociación ferroviaria “Los Catangos” llegaron hoy a Puan en una zorra de vía llamada “La Brujilda” para cumplir con uno de los tramos de la travesía solidaria que tuvo como punto de inicio la ciudad de Bahía Blanca.

En medio de un ambiente de nostalgia, emoción y alegría, los visitantes fueron recibidos por la Directora de Cultura, Laura Juri, funcionarios municipales y vecinos de la comunidad.

Pasadas las 13, la antigua máquina irrumpió en el silencio de las vías, entre sonidos de sirena y bocanadas de humo, reavivando el recuerdo de otras épocas en las que la intensa actividad ferroviaria daba vida a nuestros pueblos.
“En nuestra visita a escuelas rurales nosotros llevamos nuestro mensaje a esos chicos que por ahí no conocieron el tren. En primer lugar les entregamos la enseña patria y les damos una charla sobre el ferrocarril, también clases sobre RCP y seguridad vial. Este es nuestro pequeño granito de arena que podemos aportar, ya llevamos 10 años haciéndolo y ya recorrimos 365 escuelas, sin contar las de este año,” recordó Iván Juárez, uno de los expedicionarios.

Vecinos y alumnos del Instituto Almafuerte se sumaron a la foto grupal

El año pasado llevaron adelante la Travesía del Bicentenario de la Patria, uno de los desafíos más importantes para la Asociación Ferroviaria “Los Catangos”, en donde recorrieron más de 1800 km en 14 días, desde Bahía Blanca hasta San Miguel de Tucumán para festejar los 200 años de de la Independencia.

“Nos acompañó el agua y el frio pero en cada localidad que visitamos, la gente nos cobijó y ayudó, y en cada una de ellas recolectábamos mensajes que fueron entregados al Museo del Bicentenario en Tucumán. Así que fuimos parte de la historia argentina en este 200 aniversario con la zorrita y con cada uno de los argentinos que estuvo a la par nuestra desde que salimos de Bahía Blanca hasta que llegamos a San Miguel de Tucumán,” dijo.

El recorrido comprendió las provincias de Buenos Aires, La Pampa, Santa Fe, Santiago del Estero y Tucumán. Durante el mismo, entregaron más de 300 banderas nacionales con el objetivo de que sean izadas el 9 de Julio. Entre los 164 pueblos visitados en el 2016, estuvieron incluidos Felipe Sola, López Lecube,17 de Agosto, Bordenave y Darregueira.

En cada nueva travesía, estos apósteles de las vías llevan charlas educativas y un mensaje que se replica en cada lugar, el pedido de reactivación del tren de pasajeros.

Es de destacar que entre los seis expedicionarios llegados a Puan, se encontraba una mujer, Carina Orange, quien perdió a su hija en un accidente vial y es integrante de la agrupación Estrellas Amarillas. En cada uno de los lugares que visita, lleva su mensaje de prevención de accidentes de tránsito, sumándose a esta emotiva Travesía Ferroviaria y Solidaria.

Pasado y presente en una misma postal. Trabajadores saludan a los integrantes de “Los Catangos”

Álbum de fotos