El CIIE celebró 50 años de vida

Autoridades descubren la placa por el 50º aniversario del CIIE. De izq. a der. Silvina Iglesias, Fabiana Herrero, Ofelia González, y Fabián Palma

El Centro de Capacitación, Información e Investigación Educativa (CIIE) de Puan festejó el viernes su 50 aniversario con una concurrida y emotiva ceremonia.
A las 12.30, autoridades municipales, legislativas, representantes de instituciones educativas e intermedias, ex docentes y actuales integrantes de la entidad anfitriona participaron del encuentro.
En la apertura, la Directora de la entidad, Fabiana Herrero, se refirió a la tarea que cumple el CIIE, haciendo hincapié en sus objetivos principales.
“El artículo 96 de la Ley Provincial 13688, nos define como un organismo técnico descentralizado distrital que tiene como objetivos: coordinar y desarrollar la oferta regional de formación docente continua en cada distrito de la provincia llevada a cabo a través de los capacitadores de los equipos técnicos regionales.
Gestionar, capacitar y participar en la selección de los capacitadores; propiciar la pluralidad de diferentes dispositivos de capacitación gratuitos, voluntarios y con puntaje; gestar su proyecto institucional y curricular atendiendo las prioridades dentro del contexto distrital y regional y articular la administración de la biblioteca pedagógica distrital, el relevamiento de documentación y la sistematización de experiencias educativas y de investigación,” enumeró la profesora.
“Pensar en el CIIE como un espacio privilegiado para la capacitación permite interrogarnos acerca de qué significa que los docentes se capaciten y un intento por echar luz sobre nuestras propias prácticas, sobre aquellos sentidos que definen la institución. Es entonces que podemos definir el CIIE como institución de esperanza, porque capacitarse implica responsabilidad por la propia interculturalidad y por la transmisión generando conocimiento acerca de nuestras capacidades y limitaciones para apostar al crecimiento desde la toma de conciencia.
Capacitarse implica comprometerse con uno mismo y con los demás, comprender que ese vínculo de la relación pedagógica sólo es posible establecer desde las propias convicciones y singularidad, permite el aprendizaje y el conocimiento, es un vínculo que se sostiene esencialmente en la centralidad de la transmisión cultural. Ampliar esos horizontes culturales, es función esencial de la educación, por lo tanto de los docentes,” sostuvo.
“La consistencia de sus propuestas, la coherencia sostenida en el tiempo de las actividades, la puesta en valor del trabajo grupal, y la posibilidad de articulación con los CIIES de la región 23, alentada y sostenida por la medición de formación continua, han permitido mantener el rumbo y preservar nuestros propósitos, el crecimiento profesional del docente y colectivo y su directa implicancia en las instituciones de la comunidad educativa.
Por eso, es que pensar al CIIE como una institución de la esperanza, implica una apuesta al futuro y el convencimiento de que es posible hallar la clave de la lectura de los problemas educativos, que habiliten esa capacidad de producir algo nuevo; un cambio que nos permita conocer en nosotros mismos y, en otros, el porvenir.
Un nuevo comienzo se deja sentir porque ejercemos nuestra capacidad de empezar algo nuevo, cada día apostamos a ese nuevo comienzo y damos todo lo mejor para sentirnos y hacer sentir a nuestros docentes que son hacedores de una educación de calidad. Muchas gracias por acompañarnos en este emotivo acto, celebrando los 50 años transcurridos, y apostemos por muchos más en el devenir de la historia de nuestro distrito, de nuestra provincia y de nuestro país,” dijo la Directora al finalizar su discurso.

Mensaje de la Intendente Interina

La concejal Silvina Iglesias, en representación del intendente Facundo Castelli, felicitó a la directora del CIIE y a través de ella, a todas las personas que forman parte de la comunidad educativa y a todos aquellos que pasaron por la misma durante estos cincuenta años.
“La educación ha cambiado en estos 50 años y lo seguirá haciendo, y el agente de ese cambio es el docente, por eso necesitamos que estén bien formados, actualizados y capacitados constantemente, buscando la superación profesional.
Como en todas las profesiones, la docencia debe actualizarse en forma continua y permanente, y en ese lugar está el CIIE cumpliendo las funciones que recién enumeraba Fabiana. En este caso quiero, en nombre de la comunidad, agradecer el trabajo que hace porque en esta formación constante pone al docente en contacto con las nuevas tecnologías. Ese trabajo es en beneficio para los docentes, pero fundamentalmente lo es para los alumnos que son los destinatarios finales de estas capacitaciones,” manifestó la funcionaria.

Recuerdos

La ex directora de la institución, María Cristina Eguillor, explicó que una de las misiones del CIIE fue poner en marcha la capacitación de los docentes que iban a estar a cargo del octavo y noveno año.
“Hubo que preparar personal y entre las primeras coordinadoras encontramos a Estefanía Urcelay de Juri, Nora de Eguillor y Celia Bras de Suárez, a quienes les dieron distintas ubicaciones en el distrito para llegar a aquellos docentes que no pudieran viajar a hacer las capacitaciones,” dijo.
“Un recuerdo especial a Nora Porta de Villasuso y en ella a todas las coordinadoras que pasaron por el CIIE,” agregó.
Por otra parte, la docente remarcó que la institución posibilitó las reformas educativas y a los maestros, capacitarse en el lugar de residencia.
“Recordemos que hace 50 años no habían los medios de comunicación que tenemos hoy. No había asfalto y lo más importante que tenían para poder multiplicar la bibliografía era una Olivetti y papel carbónico. Recordemos los esfuerzos que realizaron todos los docentes de aquel momento,” destacó.
“Nos permitieron ampliar el vocabulario, desenvolvernos más fluidamente en la comunicación con los pares y así adquirimos el andamiaje necesario para afrontar nuevos desafíos y nuevas propuestas. Luego llegaron los seminarios, los cursos y talleres de distintas temáticas que culminaban siempre con una monografía, la defensa oral y coloquios que eran todos presenciados por las inspectoras y coordinadoras que evaluaban y daban el puntaje.
La acumulación de bibliografía, trajo aparejada la organización de la Biblioteca Pedagógica que se encuentra muy actualizada.
En su momento, se implementó una valija que recorre las escuelas para poner la bibliografía al alcance de todos,” recordó Eguillor.
“En el ‘92 se cerraron los CIIES pero después, con la nueva Ley Federal 24.195 volvieron a abrirse, debiendo tener el cargo de un bibliotecario con título habilitante. En ese momento, se hizo cargo la señora Lucrecia Hipperdinger de Machiñena.
En el ‘95, se abre el servicio de información y capacitación. No se podían hacer capacitaciones con puntaje desde el CIIE, el bibliotecario sólo podía informar. Más tarde, se dieron los cursos con puntaje avalados por la Red Federal de Formación Continua, y dictados por docentes universitarios a los que previamente se les aprobaba los proyectos,” recordó.
La ex directora contó que después se creó la planta funcional del establecimiento, contando con un director, un bibliotecario y profesores. Las primeras capacitadoras fueron Alesandra Santarosa y Karina del Valle.
“Siento una gran satisfacción por haber transitado la senda de la capacitación permanente,” manifestó.
Seguidamente, el Inspector Regional de Educación, Fabián Palma, felicitó a la entidad por su 50 aniversario y recordó que luego de recibirse de docente la primera capacitación con puntaje la realizó en el CIIE.
También destacó que, además de ser un lugar para la formación continua, es un lugar de encuentro tanto para docentes del sector estatal como del privado.

El Grupo Coral Puan musicalizó el evento. Cantó el Himno Nacional, Levántate y Canta y en el cierre, el Feliz Cumpleaños

Biblioteca “Nora Porta”

Durante la celebración, se descubrió la placa en homenaje a Nora Porta, primera directora de la institución educativa, y que de ahora en más será el nombre que identifique a la Biblioteca Pedagógica.

Por otra parte, autoridades municipales y del CIIE descubrieron una placa recordatoria obsequiada por el Municipio de Puan por los 50 años de historia de dicha entidad.

También se entregaron obsequios a Dardo Villasuso, hijo de la primera directora de la entidad, Nora Porta; a la primera bibliotecaria designada, Lucrecia Hipperdinger; a las primeras capacitadoras del CIIE, Alesandra Santarosa y Karina Del Valle; a Maria Cristina Eguillor, por su labor de 14 años frente al establecimiento y a Ofelia González, por su participación en la cooperadora durante 26 años ininterrumpidos.

Autoridades educativas y familiares descubren la placa en homenaje a Nora Porta y que da nombre a la Biblioteca Pedagógica