«

»

Las facturas de gas aumentan hasta el 40 %

Durante una conferencia de prensa en el microcine del Palacio de Hacienda para difundir los nuevos cuadros tarifarios, Aranguren indicó que “en los próximos cuatro años habrá un excedente en la producción de gas de 30 a 35 millones de metros cúbicos, que permitirá que bajen los precios que paga el consumidor”.

El presidente del Ente Nacional de Regulación del Gas (Enargas), Mauricio Roitman, afirmó que está “trabajando con toda la cadena de la industria para ver la posibilidad de aplicar en forma optativa un mecanismo para financiar el pago de las facturas, en invierno que es la época de mayor consumo”.

Las resoluciones del Enargas salieron hoy en el Boletín Oficial, dando precisión de los incrementos tarifarios anunciados por Aranguren.

En las audiencias públicas que se hicieron entre el 20 y el 22 de febrero pasado las distribuidoras de gas de todo el país pidieron aumentos de hasta el 55%. Mientras que para los casos de los usuarios de la Capital Federal y del conurbano bonaerense fueron de entre 33% y 45%, según las categorías

Aranguren dijo que la suba para los usuarios residenciales R1-R23 (de 0 a 650 metros cúbicos anuales) será de 40%, por lo cual la factura promedio pasará de $ 314 a $ 440.

Mientras que en el caso de los usuarios contemplados en la categoría R31-R33 (con un consumo de entre 1001 y 1800 metros cúbicos de gas anuales) la suba será del 32%, con lo que la boleta promedio pasará de $ 958 a $ 1.269.

Para la última categoría residencial, que es la R34 (con un consumo de más de 1.800 metros cúbicos de gas al año) el ajuste será de 28%, por lo que factura promedio mensual pasará de $ 2.195 a $ 2.805. El ministro argumentó en conferencia de prensa que si el Gobierno no impulsa estos aumentos de tarifas sería “imposible” generar inversiones para que crezca la producción y baje la dependencia de las importaciones.

Los nuevos aumentos se suman a los vigentes desde el 1° de diciembre, del orden del 45% promedio en todo el país, que ubicó a las tarifas en un promedio de $ 632 para el consumo residencial, con un alza de 58% para los comercios.

El funcionario explicó que en los próximos cuatro años “habrá un excedente en la producción de gas de 30 a 35 millones de metros cúbicos, que permitirá que bajen los precios que paga el consumidor”. En octubre habrá un nuevo aumento pero se estima que sería menor al que hoy anunció Aranguren.

“Tenemos como meta lograr un sistema más equitativo y eficiente en el que quienes pueden paguen la energía según el precio que establece el mercado y que los subsidios, que irán a la baja, vayan exclusivamente a los más necesitados”, indicó.

La reducción de subsidios en los servicios públicos forma parte del plan de la baja del déficit fiscal que impulsa el Gobierno, que todavía destina fondos para cubrir el 30% del costo del servicio en el gas. Se prevé que para diciembre de 2019 se eliminen completamente los subsidios a los servicios públicos de energía.