30 de Mayo: Día nacional de la donación de órganos y tejidos

“Milo, a casi un año del trasplante”

Milo tenía nueve meses cuando recibió parte del hígado de su tío, “Lulo” Benitez, un jugador de fútbol que debió renunciar a su carrera para salvar la vida de su sobrino. “El trasplante significó todo para Milo”, aseguró Natalia, su mamá.

Casi un año después de la operación, en Larroque, Entre Ríos, la familia de Milo será parte de la celebración del Día Nacional de la Donación de Órganos y Tejidos (30 de mayo) junto con el centro de salud del lugar para ayudar en la concientización. La campaña contará con la entrega de globos y volantes con información oficial del INCUCAI sobre la donación de órganos y los requisitos para manifestarse donante de órganos y tejidos. Además, se realizarán charlas debate en los últimos años de los colegios secundarios.

“Para Milo el trasplante significó todo, fue un renacer porque su enfermedad de base lo estaba deteriorando día a día”, aseguró Natalia, mamá de Milo y hermana de Alejandro Lulo Benitez, el donante. Milo fue diagnosticado con atresia de vías biliares, lo que dificultaba el funcionamiento de su hígado. “Si bien le realizaron una cirugía correctora a los dos meses, su hígado no funcionaba, por lo cual su desnutrición era avanzada sumado a otras consecuencias que traía aparejada”, aseguró Natalia.

Luego de que se realizara el trasplante de hígado con éxito, “Lulo” Benítez afirmaba: “No lo dudé un segundo, era el único compatible de la familia. Tomé la decisión, nos derivaron al Hospital y salió todo bien”.

En cuanto a los tiempos de recuperación de los donantes, desde del Servicio de Trasplante Hepático del Hospital Austral, explicaron que “habitualmente luego de la operación, los pacientes tienen cuidados con respecto a la alimentación y la actividad física. A partir de la sexta u octava semana, comienzan a hacer ejercicio en forma progresiva. Y después pueden hacer vida normal como cualquier persona”. De todas maneras, Alejandro, que era estrella del Sportivo Larroque, decidió abandonar su carrera en el fútbol. Lo despidieron como el grande que es.

A partir de la experiencia vivida, Natalia asegura: “Nos sentimos en la necesidad de expresar a nivel social la importancia de la donación y que realmente gracias a esta actitud de amor se da una oportunidad de vida”.

— Hospital Universitario Austral – Buenos Aires–