Es ley la rebaja de impuestos en las tarifas

La Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires aprobó la baja de impuestos municipales en las facturas de luz y agua, y el Senado bonaerense lo transformó en ley.

Dicha reducción en las boletas de servicios permite una rebaja del 6 % a 0 de los impuestos municipales en las tarifas de luz y agua, haciendo una disminución total del 15,7 % en la electricidad y 6,3 % en el agua.
Con esta iniciativa los municipios tienen la potestad de reclamarle hasta un 6% a las empresas prestatarias de luz y un 4% a las de agua y cloacas, éste es el porcentaje que antes percibían a través de los servicios.
El diputado Marcelo Daletto, del bloque Cambiemos votó a favor del proyecto y afirmó que “muchas veces los distintos bloques tenemos disensos sobre el diagnóstico de porqué llegamos a esta crisis como así también, en las medidas a tomar, pero podemos llegar a tener consenso, si buscamos los puntos en los que todos estemos de acuerdo para poder salir de esta crisis energética en la que estamos”.

Por su parte, Valeria Arata, del Bloque Frente Renovador, aseguró que “celebramos que las empresas se hagan cargo del costo y no lo paguen los bonaerenses”.

Avelino Zurro, el diputado de Unidad Ciudadana- FpV- PJ votó en contra y dijo: “Estoy convencido que no estamos discutiendo el tema tarifas, porque si fuera voluntad de los bloques, se habría desarrollado una sesión especial donde verdaderamente se discutan los proyectos de todos los espacios”.

Guillermo Escudero, del PJ Unidad y Renovación acompañó el proyecto y consideró que “esta ley no resuelve el problema de fondo, en los números es insignificante, pero creemos que debemos ser un bastión de defensa de los municipios para que no sean ellos los que paguen los platos rotos”.

Quien se abstuvo fue el legislador Guillermo Kane, del bloque Frente de Izquierda y de Trabajadores, ya que consideró que“votar este proyecto es convalidar el tarifazo. No vamos a votar en contra porque con las modificaciones tienen que hacerse cargo las empresas”.

Pacto fiscal

Por otra parte, tras ser aprobado por la Cámara de Diputados, el Senado convirtió en ley la adhesión de la provincia de Buenos Aires a la Ley Nacional N° 25.917, más conocida como “Pacto Fiscal”, rubricada el año pasado en el marco del acuerdo para recuperar puntos de coparticipación.

La iniciativa dispone que la tasa nominal de incremento del gasto público corriente primario neto de la Nación, las provincias y la Ciudad, no podrá superar la tasa de aumento del índice de precios al consumidor.

Además establece que los distintos niveles de gobierno, nacional, provincial y municipal, se comprometen a no incrementar los cargos ocupados en el sector público existentes al 31 de diciembre de 2017, respecto a la población proyectada por el INDEC para cada jurisdicción.

El diputado del bloque Unidad Ciudadana-FpV-PJ Juan Debandi dijo que “nos preocupa lo que pasa todos los días en las calles, por eso nos oponemos a este pacto de adhesión fiscal, porque nada tiene que ver con mejorar la calidad de vida de los bonaerenses”.

Por su parte el Marcelo Daletto del bloque Cambiemos aseguró que “hay una doble justificación por la cual tenemos que adherir a esto, una de ellas es porque contiene medidas de sana administración y el otro porque es parte de los compromisos que ésta y las demás provincias han tomado en el marco del último Pacto Fiscal”.

Tratamiento de la reducción tarifaria en el Senado Bonaerense y Pacto Fiscal

En su quinta sesión ordinaria y presidida por el vicepresidente Primero del Cuerpo, Horacio López, debido a que su titular Daniel Salvador se encuentra ejerciendo la primera magistratura provincial.

Los senadores convirtieron en ley la eliminación de impuestos municipales en las tarifas de luz y agua. La propuesta le da potestad a los intendentes bonaerenses para el cobro de una tasa compensatoria que se aplicará a las empresas involucradas.

En consonancia José Luis Pallares, titular del Frente Renovador, destacó que “estamos cumpliendo con un deber, bajar las tarifas de luz y agua pero sin desfinanciar a los municipios”.

El vicepresidente Cuarto del Cuerpo, Fernando Carballo se mostró “feliz de encontrar una herramienta que le sirva a los municipios”.

“Hemos beneficiado a los bonaerenses y nos queda pendiente la cuestión de control a las empresas”, agregó.

Gustavo Soos, celebró la iniciativa ya que la misma “deja a resguardo a los ya bastardeados municipios”.
“No tenemos nada que festejar- propinó el senador Juan Manuel Pignocco- los municipios se van a seguir desfinanciando”.
“Lo que se reduce en las tarifas lo van a tener que cargar en sus costos las cooperativas del interior que brindan los servicios”, auguró.
Y llamó a un diálogo coherente que “nos encuentre debatiendo en forma adulta sobre los malos momentos que en mi conceptos se avizoran”.

Al referirse a la temática, el oficialista Andrés De Leo se mostró contrariado por escuchar siempre los mismos argumentos de parte de la oposición.
Y opinó que “sí tenemos algo que festejar con esta propuesta, ya que hoy estamos logrando una importante reducción impositiva para los contribuyentes de la provincia del orden del 20%”.
Y fue terminante al afirmar: “Hemos revertido el déficit de muchos municipios de la provincia y han hecho la obra pública que no se realizó en años”.
Se mostró convencido de estar “yendo en el camino correcto”, y desestimó que pueda afectarse los recursos de los municipios.

Federico Susbielles descartó que la oposición realice  campaña de miedo, pero se mostró atemorizado “porque la provincia ha duplicado su deuda, y hoy nuevamente nos sometemos a los designios del Fondo Monetario Internacional”.
Y fue contundente: “Hoy las tarifas en la provincia son impagables”.

Roberto Costa, prudente en la contestación, prefirió no entrar en una controversia. “Sabemos que las cosas no están bien, porque escuchamos a los bonaerenses, pero también nos mueve el convencimiento de que estaremos muchos mejor”.
Describió la situación financiera bonaerense: “Tenemos superávit operativo en la provincia de Buenos Aires y el endeudamiento es solo para las obras”.
“Hoy las cuentas están en orden”, simplificó.

Los legisladores dieron su voto a la adhesión de la provincia de Buenos Aires a las adecuaciones realizadas en el marco del acuerdo de Responsabilidad Fiscal firmado con el gobierno Nacional y el resto de las provincias.
“Hoy corresponde que esta provincia se sume al marco nacional de regulación fiscal que sume transparencia al manejo de las finanzas”, esbozó en su carácter de informante de la bancada oficialista, Andrés De Leo.
Precisó que las modificaciones contemplan “centralizar las políticas de crédito público y compromete a la provincia a no aumentar la presión tributaria sobre los ciudadanos”.

En consonancia, el legislador afirmó que el gobierno bonaerense ha eliminado los impuestos distorsivos que “generan un perjuicio sobre las inversiones productivas y el empleo”.

Teresa García de Unidad Ciudadana puso en duda que esta adhesión traiga provecho para los ciudadanos de la provincia de Buenos Aires.
“Todos sabemos que el ajuste se viene, el Fondo Monetario Internacional ya le exigió al gobierno condicionamientos que terminarán pagando nuestros trabajadores, jubilados y desocupados, y nos sumirá en una situación social aún peor”.

Retomó la palabra Roberto Costa para hacer una breve descripción del cuadro de situación. “Esta adecuación que estamos votando es una sinceramiento de la economía, no se puede vivir 70 años gastando más de lo que se produce”.
“Este país cayó en la cuenta de que la fiesta había que pagarla”, graficó

Fuente: Prensa Diputados y Senado bonaerense