Un Taller que no deja de Crecer

El Taller Protegido Crecer hace unas semanas, el 23 de junio, cumplió 18 años de vida y para celebrarlo, el sábado abrió sus puertas a la comunidad con dos propuestas muy interesantes: la muestra de historietista e ilustrador Marcelo Marconi y la degustación de sus deliciosas mermeladas.

“Viendo el talento de uno de nuestros trabajadores, quisimos realizar la muestra y compartirla con nuestra comunidad que siempre nos acompaña. Es maravillosa la obra de Marcelo. Este último cómic le llevó tres años hacerlo, nos conmovió saberlo, y dijimos esto hay que compartirlo, mostrarlo, es de una riqueza magnífica. Ahí nos comentó que también tenía tiras cómicas sobre fútbol,” relató Mara Ferraris, coordinadora de la institución.

El año pasado, la institución inauguró su sala de elaboración de dulces y se reacondicionó todo el edificio para brindar mayor comodidad y seguridad a sus operarios.

“El taller siempre está creciendo y hay cosas que el año pasado quedaron plasmadas visualmente, pero también evoluciona en pequeños y en grandes detalles como estar perteneciendo a la Ley de Empleo Protegido.
Esta ley surge desde el Ministerio de Trabajo de Nación e invita a todos los talleres a incursionar en ella, donde se obtienen muchos beneficios pero también bastantes obligaciones. Todos los operarios van a tener ART, aportes jubilatorios, todos los beneficios de cualquier trabajador. Serán trabajadores del Estado.

La verdad que hubo mucho trabajo en la presentación de papeles, en la construcción de la obra y recibimos muchas inspecciones. Ahora están por reglamentarse unos artículos relacionados a la parte económica. Se podrá gestionar un subsidio para acompañar el presupuesto del Taller,” explicó.

Más allá de este nuevo beneficio, Ferraris remarcó que, a través de la producción, siempre se busca la autonomía financiera de la entidad.

Una dulce invitación del Taller Crecer. Degustación de mermeladas artesanales

Producción

En la actualidad, el taller produce 14 variedades de dulces en su flamante sala de elaboración y continúa con el cultivo de verduras y hortalizas en la huerta ecológica.

“Se han sumado muchos comercios locales y la verdad que, hoy por hoy, tenemos 10 locales que venden nuestros dulces. Todos ya vendían nuestros trapos de pisos y ahora se animaron a comercializar nuestros dulces. Hay mucha gente de afuera que busca el producto artesanal. Tienen una salida y aceptación buenísima, son riquísimos,” manifestó la coordinadora.
“Cuando nosotros plasmamos el proyecto de huerta, para poder agilizar la comercialización, comenzamos a buscar clientes, logrando contar con 50 familias a las que les llevamos todas las semanas un pedido general de nuestra producción.
Estamos asesorados por el INTA y también realizamos junto a ellos capacitaciones en el taller. Siempre nos ayudan mucho,” destacó.

Consultada acerca de si en un futuro retomarán la producción de quesos, Mara Ferraris, expresó: “Después del año pasado, con todo el trabajo que dio la ampliación, es una meta que está con toda la mirada latente, pero tendrá que esperar un poquito. Todavía no hay vías para poder a concretarlo”.

Higos, membrillos, peras, naranjas, damascos, zapallo, ciruelas y pomelos son  algunos de los frutos elegidos para hacer dulces

Verduras y hortalizas de estación en la Huerta Orgánica