Senasa protege a consumidores de enfermedades transmitidas por alimentos

MAR DEL PLATA, 31 de julio de 2018 – El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) interdictó mercadería y animales vivos de un productor de la localidad de General Cerri, del partido de Bahía Blanca.

El Senasa realizó los análisis correspondientes a los cerdos decomisados y los resultados arrojaron una alta carga parasitaria. Por este motivo, los animales fueron enviados a faena sanitaria y el establecimiento quedó interdictado hasta regularizar su situación legal e higiénico sanitaria.

Por un lado, el Senasa recomienda adquirir solamente chacinados que exhiban los datos de elaboración en establecimientos habilitados. Por otro lado, recuerda a los productores cumplir con las condiciones sanitarias establecidas a nivel municipal, provincial y nacional; no alimentar a los cerdos con desperdicios de la industria frigorífica; combatir la presencia de roedores en el criadero; cumplir con los planes de vacunación sanitaria respectivos.

Asimismo, los establecimientos destinados a faena de cerdos y elaboración de subproductos deben estar habilitados por los respectivos entes oficiales que regulan la actividad; además, deben realizar un examen obligatorio de digestión enzimática a todos los animales destinados a la elaboración de alimentos humanos.

En tanto, aquellos que faenen cerdos en forma doméstica deben enviar una muestra de músculo (preferentemente entraña, si no intercostales o lengua) del animal al laboratorio más próximo para su análisis contra la Trichinella spp. Esta simple acción, cuya duración es mínima, contribuye a prevenir la enfermedad.

En la provincia de Buenos Aires continúan detectándose casos de triquinosis. En los meses pasados se logró controlar focos en localidades como Puan, Rauch y General Pueyrredón; por esto, se intensificaron las acciones de la campaña tanto en los controles e inspecciones, como en las tareas de comunicación para la prevención de la enfermedad.

Luego de recibir varias personas con síntomas de triquinosis, y tras resultados positivos de la enfermedad en análisis realizados por el Hospital Municipal, se informó al Senasa y se realizó un operativo con personal de la municipalidad para decomisar los cerdos que eran criados en condiciones sanitarias deficientes por un productor de esta localidad y debido a las denuncias de un foco de triquinosis que había afectado a varias personas consumidoras de chacinados procedentes del mismo productor.

Por consultas o sospechas de triquinosis, los interesados pueden comunicarse al Centro Regional Buenos Aires Sur al 0223-480-2226, área de Sanidad Animal, o dirigirse a cualquiera de las oficinas del Organismo.