Buscan crear un grupo de ayuda para la víctima de violencia sexual

Tras cumplirse un mes del fallecimiento de Marilina Tolón, se realizó ayer una interesante charla sobre prevención de violencia sexual, las consecuencias psicológicas en las víctimas y los aspectos legales en cuanto a normas y derechos.
También se hizo referencia a la evolución del tratamiento de este flagelo y los movimientos sociales que fueron surgiendo en Argentina y Latinoamérica ante la necesidad de visibilizar la problemática.
Las disertaciones estuvieron a cargo de la docente Alicia Carrillo, la psicóloga Yamila Sánchez y la abogada Julieta Martínez, secretaria del Juzgado de Paz local.
El encuentro se desarrolló anoche en el hall de la Sociedad Española ante la presencia de vecinos de la localidad que siguieron con atención las exposiciones de los profesionales.
En simultáneo, las artistas plásticas Marisol Aure y Paula Fridatos, expresaron mediante la pintura el dolor de las víctimas de violencia. Por otra parte, Emiliano Stadler, uno de los colaboradores, leyó el poema “La mujer sin miedo” de Eduardo Galeano.
“El arte siempre han acompañado las transformaciones sociales, momentos muy importantes de la historia. Y aunque ustedes no lo crean, estamos haciendo historia,” expresó Alicia Carrillo durante su alocución.
Uno de los objetivos de estas charlas, es generar un grupo de apoyo a la víctima de agresión sexual.
“Creo que es el anhelo mío y de muchos es que esto se logre y llegue a ser un hecho en la localidad. Lo mejor sería que no fuera necesario, que nadie tenga que acudir por algo así, pero si llegara a pasar sería ideal que haya alguien que pueda ayudar a la víctima.
Puan, creo que es tiempo de tomar armas y de estar alertas, y ser verdaderos artífices de contención,  de acompañamiento a la víctima de abuso sexual,” dijo.

Alicia Carrillo

Emiliano Stadler

Conceptos

Durante la charla, la docente Alicia Carrillo dio lectura a una serie de conceptos sobre qué es el abuso sexual, medidas de prevención y cómo actuar ante hechos como estos:

-“Nuestra localidad como tantas localidades aún vive cerrada creemos que los actos violentos no son tan comunes, que pasan en otro lado, los vemos en la tele, en internet, que a nosotros no nos sucede”.
-“La violencia sexual lamentablemente está en nuestra localidad más allá que no queramos verla. Y cuando hablamos de violencia sexual no sólo hablamos de mujeres, también de niños y hombres. Lamentablemente, quienes perpetran estos ataques de violencia sexual, por razones que solo sabe la justicia y por razones que están fuera de nuestro conocimiento, van quedando en el olvido”.
– “El abuso sexual se refiere a cualquier tipo de agresión o a cualquier tipo de persona que obliga a alguien a hacer sexualmente algo que no quiere. Es importante saber que con que sólo la víctima diga NO, es NO. No importa si parecía que quería o no. NO ES NO”.
– “Cuando alguien no opone resistencia a una relación sexual indeseada, eso no significa que haya dado permiso. A veces oponer resistencia física, pone a la víctima bajo riesgo de ser dañada físicamente o abusada sexualmente. Algunas personas piensan que si la víctima no ha puesto resistencia, entonces no fue abuso. Eso no es cierto, aún así, aunque haya dejado que haga lo que quiera, aún así es abuso”.
– “Ese mito de que juzguemos a las víctimas hace más difícil que ellas denuncien lo sucedido y provoca que se culpen así mismas. No importa si fueron drogadas, presionadas, intimidadas, obligadas a actuar de cierta manera. La culpa nunca la tiene la víctima”.
– “Algunos ejemplos de agresión sexual y abusos son: besos y caricias no deseadas, actividades sexuales no deseadas, violación o intento de violación, negarse a usar protección e impedir que alguien acceda a métodos anticonceptivos. Impedir que alguien se proteja contra enfermedades de transmisión sexual, tener contacto sexual con alguien que está borracho, drogado o inconsciente o que por cualquier razón es incapaz de decir sí o no de manera calara y con conciencia, también es abuso”.
-“Amenazar y presionar repetidamente a alguien para que tenga sexo o actos sexuales; usar repetidamente insultos sexuales, y cualquier actividad sexual forzada entre un niño y alguien mayor que no se limite solamente al contacto físico exponiendo a un niño/a a la pornografía, también es abuso sexual”.
– “Algunos abusadores usan la fuerza física pero muchos otros usan formas menos obvias de coerción como la manipulación emocional y amenazas, sobre todo con los niños”.
-“Cada persona tiene derecho a elegir lo que no quiere hacer sexualmente y no todas las agresiones sexuales son ataques violentos”.
– “La mayoría de las víctimas de agresiones sexuales conocen a la persona que les ha agredido, es alguien que tenemos cerca”.
– “Tanto los hombres como las mujeres pueden ser víctimas de abuso sexual, tanto los hombres como las mujeres pueden ser perpetradores de abuso sexual”.
– “El abuso sexual puede ocurrir en las relaciones entre personas de sexos opuestos y del mismo sexo. El abuso sexual puede ocurrir entre dos personas que hayan tenido sexo entre sí anteriormente inclusive entre personas casadas, inclusive entre novios”.
– “La actividad sexual debe ser una relación que se disfrute”.

Pintura de Aure y Fridatos

Qué debe hacer la víctima

-“Antes que nada alejarse de la persona que abusó o que está agrediéndola, debe estar lo más lejos posible. Probablemente se sienta asustada, enojada, confundida, frustrada, pero lo que tiene que hacer es recordar que no fue culpa de ella. El agredido sexualmente no es el perpetrador, es la víctima”.
– “En principio, ponerse contacto con alguien en quien realmente confíe: padres, hermanos, amigos, amigas”.
– Grupo de ayuda. “Muchas personas sienten culpa, temor, enojo, vergüenza, y es todo parte del estado de shock por haber sido agredidas. Tener una persona mientras lidia con estas emociones, puede representar una gran diferencia, puede servir de gran ayuda hablar con un grupo de apoyo. Y esto, queridas personas, de Puan es lo que estamos intentando hacer, y es lo que acá está faltando. Tenemos Policía, una Comisaría de la Mujer, tenemos un montón de cosas, pero lamentablemente falta alguien a donde llamar y justamente decir “necesito ayuda”.
-“Dirigirse a un hospital o una clínica para buscar el cuidado de la salud tan pronto como pueda después de haber sido agredida/o”.
– “Luego recibirá los cuidados médicos para cualquier lesión, seguramente los medicamentos para prevenir un embarazo o infección de transmisión sexual. Y por ende, al decir que fue atacada/o sexualmente, se darán todos los pasos necesarios para tomar todas las muestras y las medidas necesarias para hacer válida la denuncia por agresión sexual. De hecho, si el hospital trabaja como corresponde, son ellos los que tienen la obligación de llamar a las autoridades para poder iniciar una denuncia porque generalmente la víctima de agresión sexual es muy difícil que vaya directamente a una comisaría a hacer una denuncia y luego, por último, reportar lo sucedido a la policía”.
– “Si se toman las evidencias en el centro médico a donde vaya, será todavía mucho más fuerte (la prueba), esto significa no ducharse, no lavarse el cabello, no peinarlo, no cambiarse de ropa a pesar de que es difícil. Y si la pone nerviosa estar en la Estación Policial, tener en cuenta de ir con alguien de confianza”.
-“Si logramos armar un grupo de apoyo a la víctima de agresión sexual, cualquiera de los integrantes del grupo vamos a estar en condiciones de poder acompañarla.
Creo que es el anhelo mío y de muchos que esto se logre y llegue a ser un hecho en la localidad, lo mejor sería que no fuera necesario, que nadie tenga a acudir por algo así, pero si llegara a pasar sería ideal que haya alguien que pueda ayudarla.
Puan, creo que es tiempo tomar armas y de estar alertas, y ser verdaderos artífices de contención, de acompañamiento a la víctima de abuso sexual”.

Mujeres, hombres y jóvenes participaron de la charla informativa

La Lic. Yamila Sánchez y la Dra. Julieta Martínez durante la disertación