La Navidad dejó un temporal de viento y lluvia en la zona de La Tigra

La estructura de un molino colapsado y añosos árboles arrancados de cuajo quedaron caídos sobre la Ruta 76, siendo parte del saldo que arrojó el fenómeno meteorológico.

Intensas ráfagas de viento que superaron los 100 Km/h, en lo que se conoce como “cola de tornado”, acompañado por una densa cortina de agua y granizo, hicieron intransitable durante algunas horas una parte del trayecto de la Ruta Provincial 76, que une las localidades de 17 de Agosto y Villa Iris.

El pasado martes 25 de diciembre, desde tempranas horas de la tarde y en medio de altas temperaturas, un cielo amenazante le daba forma a una tormenta que con el paso de las horas se adivinaba como de importante intensidad.

Es así que, pasadas las 20:30 horas, un feroz temporal se abatió sobre la zona rural, a unos 18 kilómetros de la localidad de 17 de Agosto, en inmediaciones del ingreso a la Escuela N° 16, ubicada en el Paraje La Tigra.

El resultado: árboles de enorme porte, en su mayoría pinos, fueron arrancados por el viento y arrojados sobre la ruta 76, la que se presentó intransitable y de gran peligro para la circulación vehicular. Enteradas las autoridades del hecho, se procedió a realizar un operativo despeje a fin de liberar la cinta asfáltica, y así normalizar la situación.

Asimismo, en cercanías de 17 de Agosto, según pudo saber este diario digital, un molino fue derribado por el efecto del viento.
Afortunadamente, no hubo que lamentar víctimas.

Foto gentileza Sonia Aicega

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.