Comunicado Bromatología e Inspección: Alacranes

Los alacranes son de hábitos nocturnos y de mayor actividad en épocas de calor, pasando la mayor parte del tiempo ocultos debajo de troncos caídos, corteza de árboles, hojarasca, rocas, piedras, ladrillos, grietas o cualquier lugar húmedo y oscuro (desagües cloacales, alcantarillado, cámaras subterráneas, depósitos, sótanos, túneles, etc). Aunque tengan preferencia por los lugares cálidos no significa que no se encuentren en sectores fríos.

Desde el Área de Bromatología e inspección recomiendan en el caso de que alguna persona haya sido picada por un alacrán, o lo sospeche, concurra inmediatamente al centro de salud más cercano y, en lo posible, llevar el animal para su identificación. Es importante no realizar tratamientos caseros, ya que el profesional médico será quien, en base a su evaluación, sugiera el tratamiento adecuado.

La picadura de la especie Tityus trivittatus (la más venenosa de las presentes en el país, que se diferencia de las demás por ser de color marrón claro) puede ser peligrosa sobre todo en ancianos o niños y en personas con problemas de salud (por ejemplo, hipertensos, cardiópatas o diabéticos), en quienes la atención médica debe realizarse con mayor urgencia que en un adulto sin afecciones. Es muy importante prestar atención para estar prevenidos.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.