Charla de Viajes en Pigüé

Más de 50 países, cincos continentes y diversas experiencias
¿Te gustaría saber cómo viajamos por el mundo a muy bajo costo? ¿Querés viajar a través de historias, reflexiones y sensaciones?

El próximo 24 de febrero, la localidad bonaerense de Pigüé será sede de un evento que da la vuelta al mundo: Una serie de conferencias y charlas sobre viajes a cargo de cinco trotamundos argentinos que decidieron hacer del mundo su hogar.

Diversas historias, reflexiones, sensaciones e información confluirán en el centro cultural El refugio (Urquiza 584), desde las 19 horas y con entrada libre y gratuita.

Una forma de viajar es a través de los relatos; y Nery, Lorena, Natalia, Andrea y Danel sí que saben de eso. Viajaron por más de 50 países, desde América a Europa, pasando por África, Asia y terminando en Oceanía.

Cinco continentes y diversas formas, por parte de jóvenes que querían conocer el mundo y no a través de los medios comunicación ni tampoco con agencias de tours de por medio. Querían verlo desde lo más profundo, DESDE LAS ENTRAÑAS, sumergiéndose de lleno en la incertidumbre.

Experiencias

Tal como lo hizo Natalia Bainotti de “Mi vida en una mochila”. La joven de Rafaela, provincia de Santa Fe, apostó por una vida en movimiento. Un viaje de vacaciones por la “Ruta de los siete lagos” y un voluntariado en Nairobi, Kenia, resultaron un presagio de la aventurera vida que se aproximaba. Nati se calzó una mochila a finales del año 2010 para recorrer Europa, Turquía y Egipto, y sintió que lo más maravilloso era el contacto con la gente más allá de los edificios de “visita obligatoria”. Además de las personas, la escritura y la fotografía se convirtieron en grandes compañeros a tal punto de editar un libro: “Mi vida en una mochila – crónicas por Latinoamérica”. Sus historias llegan a través de la web a miles de personas y se hicieron eco de sus hazañas medios de la talla de “La Nación” en Argentina, entre otros de relevancia internacional. Natalia viajó en micro, después a dedo y un día descubrió que la bicicleta era su medio de transporte favorito, sumando al momento más de 4000 kilómetros bajo esta modalidad.
——————————————————————–
Por su parte, Lorena estaba construyendo su vida, su estabilidad tras trabajar en Nueva Zelanda (Working Holiday) y en Túnez a través de la asociación Aiesec (un viaje que se extendió por India, Egipto y Turquía). En un casamiento, la contadora cordobesa que trabajó durante más de 10 años en la administración pública, conoció a Nery, oriundo de Rio Colorado (Rio Negro) pero radicado en Pigue desde los cinco a los 18 años, que recientemente volvía de un viaje por el Este de Europa y tiempo atrás había vivido durante 3 años en Chile. Surgió el amor y resurgió el alma aventurera. Ambos se trasladaron a Buenos Aires y a los pocos meses empezó la planificación. La “Ciudad de la Furia” circunstancialmente los tuvo a maltraer y resultó una inyección para cambiar. Un sábado, entre mates, empezaron a fluir ideas y la jornada terminó con un pasaje a Madrid. En los tres meses de espera, ambos renunciaron a sus respectivos trabajos, vendieron todo y traspasaron a un conocido el contrato de alquiler. Se jugaron a un mejor bienestar, se jugaron por sus sueños. Ambos querían conocer Portugal, por lo cual decidieron bajarse en la escala en Lisboa. Allí empezaron a familiarizarse con las aplicaciones de viajes (tales como BlaBlaCar) y seguían de cerca su gran interés: los voluntariados.
Más allá de los museos, paisajes y demás, a Lorena y Nery los movilizaba la alternativa de sumarse a diferentes proyectos que les permitiera solventar el alojamiento y comida como segundo propósito. El máximo interés radicaba en “la posibilidad de ayudar en proyectos que nos interesen y conectar con gente local. Estar inmersos en la cultura local, el día a día de la gente y aprender”, resalta la pareja.
Fueron un total de 15 voluntariados entre el sudeste asiático y la europa de la península balcánica, relacionados con la sustentabilidad, permacultura, eco construcción y enseñando yoga, inglés y matemáticas a chicos. Se movieron a dedo, en transporte público, acampando en playas y transitaron por innumerables cantidades de caminos desconocidos, en permanente contacto con la gente, adentrándose en sus vidas, en sus formas de vivir, obteniendo otra perspectiva de la vida que están dispuestos a compartir con vos. A través de su Instagram, podes empezar a conocerlos!
——————————————————————–
En el caso de Danel y Andrea, periodista y psicóloga, respectivamente, se conocieron en la parada de un colectivo en Constitución (CABA) y siguieron en contacto pero a la distancia. Pasó mucho tiempo, entre diversas experiencias en Sudamérica, hasta que la ruta los unió. Danel volvía de Venezuela tras haber estado 1 año y medio deambulando por el continente americano haciendo AutoStop (viajar a dedo), mientras que Andrea se encontraba viajando y trabajando en Chile. Se reencontraron y decidieron emprender una vida de viajes juntos. A bordo de un camión, cruzaron el paso fronterizo “caracoles” y volvieron a casa con el objetivo de volver a salir. Brasil fue testigo de su primer viaje en pareja, país que recorrieron durante siete meses, siempre haciendo dedo, alojándose en casas de familias que conocían en el mismo andar o bien por diferente aplicaciones para viajeros y hasta acampando libremente. Ambos tenían la inquietud de trasladar esta forma de vivir al viejo continente, a idiosincrasias, a diferentes culturas. Fue así que ni bien pisaron tierras españolas fueron a Marruecos. La cultura musulmana los atrapó y se quedaron dos meses en la puerta de África, rompiendo con la planificación de tres semanas. Luego la experiencia se extendió por Europa Occidental, Central hasta llegar a la olvidada Europa del Este. Países poco frecuentados (Ucrania, Moldavia, Rumanía) y otros que ni siquiera son reconocidos internacionalmente (Trasnistria). Empujados por la gente, por la solidaridad, que los hizo avanzar más de 60.000 kilómetros y con un bajo presupuesto. Hazañas que llegaron a los medios de comunicación más importantes de Argentina (Clarin y La Nación) y que también hizo eco en España y la mismísima Ucrania. Con las ideas y experiencias frescas, buscan empujarte a tu propio Sueños de Mochila.