Sorprendidos por la policía cuando faenaban un vacuno de 500 kilos

Ocurrió en Felipe Solá, el 31 de enero por la mañana, cuando personal policial se movilizó luego de recibir un llamado telefónico solicitando la presencia de los efectivos en la intersección de las calles Güemes y Palacios de esa localidad. Asimismo, se informó que allí se estaba faenando un animal de manera clandestina, con destino a una carnicería del lugar.
Uniformados locales, apoyados por sus pares del Puesto de Vigilancia de 17 de Agosto y Bordenave, se constituyeron en el lugar, constatando la veracidad de la llamada.
En el interior de un galpón de chapas, con piso de tierra, se hallaba una pick up, marca Chevrolet C-10, color verde, dominio UYO 311, que tenía una carabina en su torpedo y que detrás de la misma un hombre y una mujer se hallaban despostando dos medias reses colgadas del techo.
Ante ello, señala el parte de prensa policial, “se procedió a la aprehensión de un padre y su hija, por hallarse incursos in fraganti en una Infracción a los Arts. 189 Bis y 206 del Código Penal, incautando las autoridades dos medias reses pertenecientes a un animal vacuno raza Hereford, de unos 550 kilogramos sin marca ni señal visible, elementos de faena, una carabina Bataan super 54 calibre 22 largo, 8 cartuchos intactos, elementos de faena tales como aparejos, sierras, cuchillos y el vehículo.
En el lugar se hizo presente personal de Bromatología Municipal, quienes dictaminaron que conforme a la gran cantidad de insectos y la temperatura existente las medias reses no se hallaban aptas para el consumo humano, por lo que fueron desnaturalizadas en el basurero local.
Los aprehendidos fueron trasladados y alojados en la Subestación Villa Iris, a disposición del Fiscal Quiroz, titular de la Unidad Funcional de Instrucción y Juzgado N° 15 del Departamento Judicial Bahía Blanca, quien dispuso la posterior libertad de los mismos con fecha 1 de Febrero.