Peregrinación Anual a la porciúncula "Madre de la Misericordia"

Durante el Domingo de Ramos, se realizó la tradicional peregrinación anual a la porciúncula “Madre de la Misericordia”, ubicada en el predio del Monasterio Santa Clara. Una multitud de fieles de toda la región participó de la celebración cristiana.
En la homilía, Monseñor Guillermo Garlatti, titular de la Arquidiócesis de Bahía Blanca, pidió a los católicos que mantengan una vida más espiritual sin pensar solamente en la realidad de este mundo. “No pongamos nuestra esperanza solo en las realidades terrenales, sino en las realidades espirituales y celestiales”, señaló en su mensaje.


“Estamos en este mundo como peregrinos, pero nuestra morada definitiva está en el Reino de los Cielos. La muerte no es el fin, sino el paso a la verdadera vida, por la cual tenemos que transitar para llegar al lugar que el Señor nos tiene prometido”, explicó el religioso.
Los feligreses también participaron de la bendición de los ramos, recordando la entrada de Jesús a Jerusalén e iniciaron de esta forma, la Semana de la Pasión.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.