Un musical de lujo

El Teatro Hispano Argentino brilló en la noche del miércoles ante la fabulosa puesta en escena de Drácula, la obra de Pepe Cibrián y Ángel Mahler.
El musical deslumbró al público puanense y de la región, por su puesta en escena, vestuarios, escenografía, coreografía, iluminación y efectos especiales. Treinta personas
integraron el espectáculo entre actores, ensamble y bailarines.
“Drácula” ya fue vista por más de 2 millones de espectadores y realizó giras por el exterior presentándose en España, Brasil y Chile. Entre sus condecoraciones figuran: Premios “Ace” Mejor Música Original, Mejor Coreografía, Mejor Producción, Mejor Musical, Música Original. También recibió Premios Estrella de Mar por Música, Vestuario, Coreografía, Iluminación, Dirección, Escenografía, Actor, Actriz de Reparto, Producción y Obra.

La palabra de los protagonistas


Diego Duarte es el actor que personifica a Drácula. Su voz de tenor impacta sobre el escenario y logra caracterizar al personaje más enigmático del musical. Su compañero, Mariano Taccagni, además de ser el director , es Jonathan Harker, otro de los personajes principales de la obra.
Ambos, fueron los encargados de contarnos sus experiencias personales dentro y fuera del musical.


Para los actores, “la obra es tan eterna como el Conde” y se mantiene en el tiempo gracias al romanticismo que le dieron a la obra sus autores: Pepe Cibrián (letra) y Ángel Mahler (música).
“Lo que hace atractiva a esta obra es la magia del conde. Es el personaje central y su romanticismo se debate entre la animalidad y la humanidad… entre el amor y la venganza”, explicó Mariano.


Diego, por su parte, expresó: “Es una de las obras más hermosas y exitosas del teatro argentino. Estoy haciendo mis primeros pasos en el género y empecé el año pasado con Cibrián y Mahler en el programa de Canal 7 “Aquí podemos hacerlo”, una especie de reality, donde se veía cómo se formaba un elenco”.

Mariano Taccagni y Diego Duarte

Duarte fue seleccionado para ser parte del elenco de la obra “El Jorobado de París” y después fue llamado a protagonizar Drácula en la gira 2008. “Para mi es un honor. Todo cantante o actor que incursione en la comedia musical, anhela estar en un lugar como este”, definió.
Según Mariano Taccagni, la experiencia de recorrer el interior con Drácula, les renueva la adrenalina que produce un estreno. “Cada función es un reto. En cada lugar nos reciben con generosidad y mucho afecto; es un desafío porque no todos los públicos son iguales. Esta posibilidad de adaptarnos y recrearnos es lo que más placer nos da”.
El musical seguirá recorriendo todo el país, los protagonistas también tienen proyectos personales con ganas de desarrollar. “La gira nos roba tiempo personal y ese es el costo beneficio. Tenemos la posibilidad de recorrer el país, pero el costo es la falta de tiempo y posibilidad de multiplicarnos en otras actividades”, dijo Mariano que escribió una obra y la piensa estrenar próximamente.

Diego, en cambio, es cantante y productor musical. Tiene un par de discos que esperan ser producidos e incursiona en la fusión con música electrónica. Pero, paradójicamente, como productor, uno de sus últimos trabajos, fue producir un disco para Cacho Castaña. “No tiene mucho que ver con la música electrónica, pero es lo lindo del mundo artístico porque uno incursiona en muchos rubros. La diversidad es lo más divertido porque no estás encasillado”, manifestó.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.