El Gobierno anunció un nuevo esquema de retenciones

PARO RURAL, DÍA 79
La medida unilateral fue informada por Alberto Fernández en una conferencia de prensa junto a gobernadores y al ministro de Economía. Qué cambia.

Tras la sorpresiva reunión de la presidenta Cristina Fernández de Kircher y los gobernadores, el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, anunció una corrección en dos aspectos de la resolución que desató el paro agropecuario: autorizó a los monotributistas a recibir reintegros y estableció un nuevo tope para las retenciones. “Estamos dispuestos a resolver problemas de los mercados a futuro y no hemos podido llegar a hacerlo”, dijo el jefe de Gabinete sobre el tema de las retenciones.
El ministro de Economía, Carlos Fernández, aseguró que el tope de las retenciones será del 52,7% para la soja cuando llegue a un precio de 750 dólares. “A partir de ahora esa curva marginal del 95% la achatamos”, remarcó. En el caso del trigo, el límite es hasta 600 dólares, y la nueva resolución establece que las retenciones serán del 41,6%.
En el caso del maíz, a partir de un precio de 400 dólares la toneladas, se pasará de un alícuota del 53,8 por ciento dispuesta en la resolución 125, al 45 % en la nueva normativa. Para el girasol, con un precio de 900 dólares, las retenciones bajarán del 59,1 al 52,7 %.
“Definimos en función de los precios actuales de los productos y de acuerdo a las expectativas de análisis, en la soja el tramo del precio actual hasta 750 dólares sería el tramo definido para indicar el mejor funcionamiento de los mercados a término”, afirmó el titular de Hacienda. Según explicó, una de las novedades es el nuevo rol de la ONCCA. Las declaraciones juradas serán autorizadas por las gobernaciones e intendentes para agilizar el sistema de reintegros. “Con esto, hemos escuchado los reclamos”, apuntó. “La soja ha tenido una presencia enorme y su desarrollo pasó a ocupar zonas dedicadas al trigo y maíz; el efecto del crecimiento es que la soja aumentó 144 por ciento, mientras que el trigo y maíz cayeron”, aseguró, al tiempo que dijo que “no se trata de demonizar la soja”. El jefe de Gabinete apuntó también contra Alfredo de Angeli, sin mencionarlo: “Me he enterado de que uno de los que más motoriza el reclamo, también alquila sus campos. Interesante estar en un país donde los ingenieros no son ingenieros y los chacareros no son chacareros”, sentenció.

Fuente:www.perfil.com

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.