¿De qué vivís?

Es la pregunta de algunas personas que no comprenden que el periodismo es un trabajo, una profesión y no un hobby.
No puede ser hobby decir las verdades que otros callan. No es un hobby exponerse a través de la palabra y el pensamiento. No es un hobby buscar respuestas a las preguntas. No es hobby mostrar las reiteradas inacciones de un gobierno.
Los periodistas trabajamos para mostrar los aciertos y desaciertos del mundo que nos rodea. El periodista es “un especialista de la mirada”, tal como lo define Carlos Ulanovsky.
“Periodismo es difundir aquello que alguien no quiere que se sepa, el resto es propaganda. Su función es poner a la vista lo que está oculto, dar testimonio y, por lo tanto, molestar. Tiene fuentes, pero no amigos. Lo que los periodistas pueden ejercer, y a través de ellos la sociedad, es el mero derecho al pataleo lo más equitativa y documentadamente posible. Criticar todos y a todos. Echar sal en la herida y guijarros en el zapato. Ver y decir el lado malo de cada cosa, que del lado bueno se encarga la oficina de prensa, de la neutralidad los suizos, del justo medio los filósofos y de la justicia los jueces”, dice Horacio Verbitsky en su libro “Un mundo sin periodistas.”


Por último, creo que respuesta más certera a la pregunta inicial es la frase repetida varias veces por Horacio de Dios. “Y ser periodista, además de vivir inmerso en un mundo afiebrado de cierres que nunca terminan, es la manera más divertida de ser pobre.”

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.