Homenaje a Don Ata

El espectáculo “Recorriendo el país en homenaje a Atahualpa Yupanqui” inauguró las actividades dela Cooperativa Agrícola de Puan en el mes de su 75 aniversario.
La pianista bahiense Susana Persia junto al percusionista Rubén Fagoaga, llevaron al escenario del Teatro Hispano el repertorio yupanquiano.
La velada musical también contó con la participación del grupo folclórico Los del Huayra, quienes interpretaron temas de Atahualpa Yupanqui.

Fusión de instrumentos musicales. Magia folclórica.


Palabras y recuerdos…

-¿Cómo será su espectáculo en Puan?

-Además del iniciar nuestro repertorio recordando a Atahualpa Yupanqui, voy a rendirle homenaje al historiador Castelo Luro. Para mí fue una persona muy querida además fue quien por primera vez homenajeó a Yupanqui en Bahía Blanca.
Nosotros tocamos temas musicales de Atahualpa Yupanqui, con el estilo tradicional y luego recorremos el folclore de las distintas regiones argentinas. Elegimos la música que llega a la gente que nos va a ver, pensando también en los jóvenes que se interesan por la fusión entre el piano y la percusión.

-¿Tuvo la oportunidad de conocer a Atahualpa Yupanqui?

-Sí, lo conocí y pude disfrutarlo. Era una persona maravillosa. En 1973, cuando asumí como Directora de Cultura, tuve la oportunidad de firmar el primer contrato con Yupanqui para que cantara en Bahía Blanca. Por aquellos años yo trabajaba con Alberto Obiol que era un fanático yupanquiano y muy amigo de Castelo Luro, también desaparecido el año pasado. Recuerdo que firmamos sin saber como nos podía ir y no nos fue tan mal: en cuarenta minutos se vendieron las entradas y hubo que pedirle otra función.

-¿Cómo surge su amor por la música de Yupanqui?

-Fue desde niña. En mi casa sólo se escuchaba música clásica y a Atahualpa. Mis padres eran fanáticos de él y con los años, fui formando una colección con todos sus libros y música. Hay una exposición fotográfica realizada con mi material que seguro la Cooperativa Obrera se las va a ofrecer.

-Pensando en la situación de nuestro país ¿Usted como se imagina que se sentiría Atahualpa?

– Él era como un pájaro que le gustaba volar pero también tuvo que volar a la fuerza. Se sentiría muy mal porque amaba la patria. Desde los lugares donde vivió el exilio, siempre escribía una canción para la Argentina. Siempre dije que es preferible estar afuera hablándole al país y no estar adentro haciéndole daño. Atahualpa hizo mucho por la Argentina.
Esta noche voy a tocar “Que nadie sepa mi sufrir”, el vals que cantaba Edith Piaff, quien fuera su protectora en Francia. Atahualpa Yupanqui fue invitado por la cantante a participar de sus espectáculos. Lluego de la primera actuación, Piaff le dio todo el dinero y le dijo: “tu lo necesitas maestro más que yo”.

-¿Qué valores rescata del cantautor?

-La palabra como compromiso, la rectitud, la libertad y la nobleza.

Susana Persia junto a la Asociación Cultural Atahualpa Yupanqui (Puan) e integrantes del grupo folclórico “Los del Huayra” .

Momentos de experiecias compartidas.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.