Argentina: ¡Scioli y Macri quieren volver a incinerar basura en Buenos Aires!

Después de visitar Europa, Macri y Scioli vuelven con la idea de retroceder en el tiempo e incinerar la basura, pero evitan mencionar que Argentina no tiene los mismos mecanismos de control que Europa y que ni siquiera existen laboratorios que puedan medir dioxinas a escala real. En Europa las empresas de incineración son ampliamente rechazadas por la gente.
– Riesgo de desarrollar linfoma no Hodgkin (cáncer) 2,3 veces mayor entre la población cercana a un incinerador de residuos urbanos. Francia, 2003- Taiwán: altos niveles de dioxinas y furanos en la sangre de los operarios de incineradores de residuos sólidos urbanos. 2004- Inglaterra: aumento de probabilidad de nacimientos con malformaciones congénitas (spina bífida y defectos cardíacos) entre las poblaciones que viven cerca de incineradores y crematorios. 2003
– Bélgica: Testículos más pequeños en varones y retraso en el crecimiento de las mamas en mujeres que viven cerca de incineradores en Bélgica.-
Después de visitar Europa, Macri y Scioli vuelven con la idea de retroceder en el tiempo e incinerar la basura… pero evitan mencionar que Argentina no tiene los mismos mecanismos de control que Europa y que aquí ni siquiera existen laboratorios que puedan medir dioxinas a escala real. Tampoco dicen que en Europa las empresas de incineración son ampliamente rechazadas por la gente, al punto que se está creando una red europea de lucha contra la incineración.

Los antecedentes de la incineración en Argentina son nefastos: incineradores que trataron residuos peligrosos sin habilitación, cenizas tóxicas abandonadas a cielo abierto, plantas de incineración inundadas, gente con problemas de salud por las emisiones de incineradores, vertidos clandestinos de residuos, explosiones e incendios en plantas de incineración …
– Además, en la ciudad de Buenos Aires está prohibida la incineración de residuos patogénicos desde 2002, y la ley de Basura Cero prohíbe la incineración de residuos urbanos desde 2006. Permitir la incineración es volver al pasado y pretender hacer desaparecer la basura mágicamente.
– Los incineradores de residuos con “recuperación” de energía, como los que ha venido mencionando Scioli, derrochan más energía que la que generan y tienen los mismos problemas que los incineradores convencionales. Si en lugar de quemar los materiales se los reciclara, se ahorraría más energía, se generarían más puestos de trabajo y se preservarían recursos naturales. Hay otras fuentes de energía verdaderamente limpias, como la eólica, la biodigestión y la solar. ¿Por qué no invierten en ellas, como se reclama desde hace tanto?
– Desde hace 12 años existe en nuestro país la Coalición Ciudadana Anti-Incineración, una red que trabaja con personas que viven cerca de incineradores o se enfrentan a la instalación de estas plantas en su localidad. Los integrantes de la Coalición pueden dar cuenta de los peligros que implica la incineración en la práctica.

– El rechazo a la incineración es mundial. Existe una red internacional de lucha contra la incineración, la Alianza Global Anti-Incineración o GAIA, en la que participan personas de 81 países, y denuncia los impactos de la incineración de residuos en todo el mundo.
– La incineración no es una alternativa real a los “rellenos sanitarios”. Trae más problemas que los que pretende resolver. Es una tecnología contaminante, peligrosa, muy cara, necesita igualmente de los rellenos para las cenizas y los residuos voluminosos.
– HAY ALTERNATIVAS y pasan por aplicar la Ley Basura Cero en la ciudad de Buenos Aires y adoptar planes similares en la provincia, para reducir progresivamente el enterramiento, evitar los residuos que no puedan volver a los ciclos productivos y recuperar materiales compostables y reciclables. www.ecoportal.net
Estemos alertas para no dejar que se instale ni un incinerador en Buenos Aires.

http://www.noalaincineracion.org/

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.