Encuentro sobre protección de los derechos de la víctima

El jueves pasado, integrantes del Centro de Protección de los Derechos de la Víctima, desarrollaron una jornada de capacitación con el fin de coordinar acciones conjuntas entre el gobierno provincial y los municipios de la región. Durante el encuentro, los funcionarios provinciales explicaron las acciones del área que componen y centralizaron su disertación en la importancia de crear una red de fortalecimiento interjurisdiccional para contener a las personas afectadas por hechos violentos.
En conferencia de prensa, el Director del organismo Dr. Alberto Palacio, relató que cuentan con un equipo completo de profesionales para actuar en la asistencia de víctimas que puedan haber sido afectadas por violencia familiar e incluso por terrorismo de Estado.

-¿Qué problemáticas aborda el Centro de Protección de los derechos de la Víctima?

-Es un área dependiente del Ministerio de Justicia de la provincia de Buenos Aires y que presta un servicio de asistencia a las víctimas de delito en nuestra jurisdicción. Nuestra tarea está abocada en el acompañamiento de las personas afectadas durante el doloroso proceso que implica la reconstrucción de los hechos en el ámbito familiar como así también su contención teniendo en cuenta otros aspectos como la salud y el ámbito laboral. En este sentido para nosotros es fundamental articular acciones con el Gobierno Municipal. Desde el Ministerio de Justicia nos hemos propuesto discutir en la provincia de Buenos Aires y trabajar articuladamente con los 134 municipios de la provincia para hacer más eficaz el servicio que presta el Estado en este sentido.

-¿Cómo aplicarían trabajo de asistencia a la víctima dentro del Municipio de Puan, teniendo en cuenta la distancia que hay con la capital provincial?

-El primer lugar donde impacta un hecho delictivo es en las comunidades. Entonces, el municipio es el primer eslabón y el primer actor que toma contacto con la familia. Y podemos rápidamente articular desde nuestro lugar para estar presentes en el lugar con nuestro equipo de asistencia para acompañar a las familias y a la comunidad y acompañar al Estado municipal en la reconstrucción de la paz social rota como consecuencia de algún hecho grave.
Confiamos que es necesario facilitar todos los medios y mecanismos para articular rápidamente con el distrito. Las distancias parecen importantes pero actualmente no pueden ser un obstáculo para intervenir en un hecho dramático. Nosotros contamos con un número de profesionales muy importantes de psicólogos, trabajadores sociales para darle contención a la familia, a las personas ante un hecho dramático que pueda suceder.

-El concepto de víctima que manejan dentro del área, ¿incluye también violencia hacia la mujer y al niño?


-Sí, el concepto de víctima abarca una significación muy amplia dentro de nuestros programas. Abarca todo tipo de delito incluso a las víctimas de terrorismo de Estado. En el ámbito nuestro existe un subprograma específico abocado a la atención de las personas afectadas. El inicio de juicios con relación a la violación de derechos humanos causa una situación muy particular en la persona y en el ámbito de su familia, por eso es importante el acompañamiento de los gobiernos.

-En cuanto a violencia familiar, ¿Hay algún índice que indique los alcances de la problemática en nuestra provincia?


-Yo creo que hay dos situaciones. No es cierto que el tema de violencia familiar tenga un impacto muy grande teniendo en cuenta todos los índices de violencia en general. Por otro lado también es cierto que hay una posición muy importante en la mujer y en la protección de sus hijos para efectuar las denuncias y recurrir a mecanismos de asistencia. También la misma comunidad está muy atenta a situaciones de violencia. Creo que hoy estas situaciones tienen que ver con una mayor sensibilidad social. Hay organizaciones sociales que actúan y acuden al Estado cuando ocurren hechos violentos. A nivel provincial existe una comisión interministerial con representantes de todos los ministerios de al provincia para tratar en forma conjunta estos problemas.
La violencia familiar no es un tema exclusivamente de un área ya que preocupa a la comunidad en general, por ello debe ser abordado por todos los ministerios del gobierno.

-Teniendo en cuenta esta problemática y que en nuestros pueblos no están instituidas las Comisarías de la Mujer, ¿Cómo asesoran a las comisarías que no cuentan con ese espacio?


-En cuanto a la creación de las Comisarías de la Mujer, vemos que en determinados distritos donde existe este tipo de asistencia, el abordaje de esta problemática, en general, es mejor. Ahora, yo creo que si igualmente uno articula con los recursos que tiene el Municipio y la Provincia. Creo que también puede colaborar muchísimo en la asistencia. Debemos aprovechar los recursos que tenemos, recursos que muchas veces no son aprovechados o conocidos por los distritos.

Aunque no se hayan creado las Comisarías de la Mujer, se pueden articular fácilmente y darles contención a las víctimas.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.