Jairo: Alma y vida sobre el escenario puanense

El excelente nivel del espectáculo brindado por Jairo engalanó la noche del sábado puanense. El cierre de los festejos por el 75º Aniversario de la Cooperativa Agrícola Ganadera de Puan tuvo la respuesta de un público que ovacionó al artista.

Por más de dos horas, la voz de Jairo brilló hasta el final manteniedo su espectacular caudal.
Durante el recital dio un repaso por las canciones de su último CD “Criollo” y el recuerdo de éxitos como “Milagro en el Bar Unión” y “Amigos míos, me enamoré”.
La percusión a través de su hijo Yaco, aportó a “Indio Toba” la magia de los pueblos originarios. La respuesta del público fue unánime cuando Jairo interpretó la poesía de Atahualpa Yupanqui en Los Hermanos.
En el segundo tramo del show presentó a sus músicos con la interpretación de distintas partes de sus canciones y a dúo con cada uno de ellos. Es decir: dúos de voz y piano; voz y bajo, voz y guitarra; voz y acordeón.
Ante el aplauso efusivo y el reclamo a viva voz de la gente, Jairo cerró su espectáculo con el Ave María en francés y castellano. La decisión del artista de cantar parte de la plegaria a capella terminó por cautivar la admiración, el afecto y la emoción del auditorio.

“Para mí Yaco es un apoyo muy fuerte porque además de su afecto tiene una mirada distinta desde el punto de vista profesional porque es de otra generación. Mi hijo se ocupa de muchas cosas y yo descanso profesionalmente en sus ideas”, definió Jairo en la conferencia de prensa.
En la foto, Yaco y Jairo cantan en francés “Tinta Roja”.


Imperdible. Las voces de sus músicos.

“Soy un gran admirador de Atahualpa Yupanqui, pude conocerlo y compartir muchas vivencias. Tengo la colección completa de su obra y fue un apoyo muy importante en mi carrera al igual que Astor Piazzolla.”

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.