Alternativas para reducir residuos hospitalarios

¿Qué es el sistema autoclave?

Es el método que se utiliza en los establecimientos de salud para desinfectar los instrumentos reutilizables, el cual ha sido adaptado para el tratamiento de los residuos hospitalarios.
Es un recipiente de acero con cierre hermético, donde los desechos se exponen a altas temperaturas mediante la inyección de vapor y alta presión, durante un periodo de tiempo predeterminado. Tipo de desechos tratados en autoclave: comprende: tejidos12 y cultivos, elementos corto-punzantes, material contaminado con sangre y fluidos corporales, residuos de cirugía, zonas de aislamiento y de laboratorio (excluye desechos químicos) gasas, vendas, etc.
Los desechos descontaminados mediante autoclave no pierden sus características físicas, por lo que pueden recibir un proceso mecánico como la trituración para tornarlos irreconocibles y reducir su volumen. La trituración reduce el volumen en alrededor de un 60 a 80 %.

Existen diferentes tipos de autoclave:

Autoclave de desplazamiento por gravedad: el aire contenido en la cámara es desplazado al exterior, a través de la válvula de drenaje, por el propio vapor. Autoclave de vacío: previamente a la introducción del vapor, se realizan uno o varios ciclos de vacío para extraer el aire contenido en la cámara.
Autoclave rotatorio o rotaclave: es un tanque presurizado dotado de un cilindro rotatorio interno. Posterior al vacío inicial, el vapor presurizado es introducido al tanque, durante una agitación constante, logrando que todos los contenedores se ablanden, se rompan, y a su vez se despojen de todo su contenido en el interior del cilindro rotatorio. Luego de que los parámetros de
desinfección de tiempo, temperatura y presión han sido alcanzados, se utiliza un sistema Venturi de condensación para secar los desechos tratados.
Existen también otros autoclaves avanzados que combinan sistemas de compactación, trituración, vacío, etc.

Microondas

En este tipo de tratamiento, los desechos se trituran y se les inyecta vapor para asegurar la absorción uniforme del calor. En ese estado son impulsados a través de una cámara donde son expuestos a microondas. Los desechos se calientan hasta 95 °C por alrededor de 30 minutos.
Tipo de desechos tratados: como el autoclave, comprende: tejidos y cultivos, elementos corto-punzantes, material contaminado con sangre y fluidos corporales, residuos de cirugía, zonas de aislamiento y de laboratorio (excluye desechos químicos) gasas, vendas, etc.

Hidrólisis alcalina

En este proceso los desechos son introducidos en un recipiente de acero inoxidable con tapa hermética, que recibe un baño alcalino (hidróxido de sodio o de potasio). Se eleva luego la temperatura a 110-150 °C durante 4 horas. Una reacción química produce la reducción molecular de los desechos, siendo así neutralizados los compuestos infecciosos.
Los desechos de gasas, plásticos, agujas y catéteres no son digeridos por la hidrólisis alcalina; pueden ser triturados antes de ser llevados a rellenos sanitarios para su disposición final.
Al final del proceso se obtienen dos productos estériles: una solución similar al agua, que contiene proteínas, azúcares, jabón y sales que puede ser desechada por la alcantarilla, y restos óseos que por presión se convierten en polvo que puede ser usado como fertilizante. Como los productos finales son limpios, no requieren de disposición final complicada. Además, es un proceso
económico.
Tipos de desechos tratados: tejidos, placenta, restos de animales, órganos, incluidos desechos químicos y citotóxicos, desechos de bajo nivel radiactivo, elementos corto-punzantes, guantes, etc.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.