Libertad condicionada

En este pequeño mundo ya no alcanzan los hilos para el titiritero. Ahora parece que quiere certificar la presencia del periodismo en los actos oficiales de su reino. “Firmá la planilla de asistencia”, es la nueva orden dada por el “área controlador”.

El titiritero quiere adueñarse de la palabra en tiempos donde el periodismo ciudadano abrió otro espacio en el complejo sistema de la comunicación. La libertad de expresión es propiedad del pueblo y cuando esto se cumple, no hay intención posesiva que alcance.

También podría gustarte Más del autor

1 comentario

  1. Anonymous dice

    ¡IM- PRE- SIO-NAN- TE!
    Dori Stoessel

Los comentarios están cerrados.