Síndrome de Down: lanzan una campaña nacional contra la discriminación

Llamar “mogólico” a alguien no es un insulto: es discriminación. Ése es el foco de la campaña que lanzó ayer en Salta la Asociación Síndrome de Down de la República Argentina (ASDRA), por ser mañana el Día Mundial del Síndrome de Down.
La campaña “Insultos”, con un spot televisivo, fue presentada en la Casa de Gobierno, con la presencia del gobernador Juan Manuel Urtubey, y la participación de asociaciones de padres y madres de chicos y jóvenes Down. En ese acto, ASDRA hizo un fuerte reclamo por que se amplíe la educación inclusiva, ya que a casi dos años de que la Argentina ratificara la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad y su Protocolo Facultativo, nada cambió: la mayoría de los chicos con capacidades especiales en edad escolar -es decir, de entre 3 y 14 años-, continúa con dificultades para acceder a una escuela común. La Convención –que fue aprobada por las Naciones Unidas en 2006- fue incluida en la legislación nacional con la sanción de la ley 26.378, vigente desde el 6 de junio de 2008. Por esa norma, “los Estados Partes asegurarán un sistema de educación inclusivo a todos los niveles”. Sin embargo, según la Primera Encuesta Nacional de Personas con Discapacidad del INDEC (2002-2003), sólo el 13,8 % de los chicos con capacidades especiales asiste al aula común“Para la construcción de una sociedad con oportunidades para todos es vital que los niños con discapacidad puedan acceder al aula común”, señaló Raúl Quereilhac, presidente de ASDRA. Esa institución y el Equipo de Sistema de Enseñanza de Lectoescritura (SELEC) realizarán en mayo y en junio los “Talleres para una Escuela Inclusiva”, con el objetivo de brindar las herramientas de gestión necesarias para incorporar en el aula común las metodologías pedagógicas y el marco institucional adecuados para la atención de alumnos con necesidades educativas especiales. Estos talleres, que están dirigidos a directores y docentes de educación primaria y secundaria, tendrán los siguientes ejes de acción: a) el marco institucional actual de las escuelas con inclusión escolar; b) la elaboración de estrategias para su aplicación en las aulas (planificación y adecuación curricular); y c) herramientas instrumentales.(Clarín)

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.