Acto por el Día de la Bandera: promesa de lealtad y reivindicación de valores humanos

Alumnos de cuarto año de todas las escuelas primarias participaron del acto por la promesa de lealtad a la enseña patria.
La ceremonia se realizó el viernes con la presencia del Intendente López, quien en su discurso alusivo al Día de la Bandera, reivindicó valores de Manuel Belgrano tales como transparencia, humildad y solidaridad.
El mandatario también citó como ejemplo de vida a Terry Fox, un joven atleta canadiense que padeció cáncer de huesos y luchó hasta el final de sus días para recaudar fondos en pos de solventar investigaciones sobre la enfermedad.
Al concluir su discurso, López tomó la promesa de lealtad a los niños presentes. Luego los alumnos junto a la Directora de Cultura Laura Velasco, encendieron cuatro velas simbolizando la llama votiva que arde en el Monumento Nacional a la Bandera en la ciudad de Rosario.
Como recuerdo de este día, los alumnos recibieron de manos de sus docentes, un diploma y una medalla.
En el cierre del acto, se proyectó un video de la vida del Manuel Belgrano, elaborada por el Colegio Universitario Central de Mendoza y adaptada al nivel de educación primaria.

Discursos alusivos

La apertura estuvo a cargo de Karina Stepanosky, docente del Instituto María Susana, quien expresó: “Este año, es un año muy especial por cierto, hemos demostrado que nuestra identidad está presente. En nuestra comunidad de Puan embanderamos nuestras casas y nuestros hijos representaron orgullosos a la institución a la que pertenecen porque unimos al distrito de Puan en la confección de una enorme bandera que será parte de la bandera del país en la ciudad de Rosario, adhiriéndonos así al proyecto Alta en el Cielo.”
“Y seguimos haciendo flamear más y más banderas por el mundial de fútbol, porque estamos orgullosos de ser argentinos pero… ¿qué pasará cuando todos estos acontecimientos lleguen a su fin? ¿Seguiremos sintiéndonos tan orgullosos como hasta ahora de ser argentinos?”, cuestionó.
A dichos interrogantes la maestra reflexionó: “Eso depende de nuestra historia, eso depende de cada uno de nosotros, porque el presente y el futuro es nuestra responsabilidad. Los invito a unirnos para luchar todos juntos y así seguir transmitiendo nuestro orgullo de ser argentino a las próximas generaciones. La Patria es nuestra casa, un lugar demasiado importante como para dejarlo solo.”

Manuel Belgrano, el prócer de la humildad y la solidaridad. Terry Fox, símbolo de tenacidad y esperanza.

El discurso del intendente tuvo como eje central la narración de hechos emblemáticos de la vida de Manuel Belgrano y al mismo tiempo, la puesta en valor de la experiencia de vida del canadiense Terry Fox.
A continuación detallamos el discurso completo del mandatario municipal.
“En el marco de los festejos del Bicentenario, esta emoción tan grande que nos ha acompañado durante semanas, y ahora llegar hasta aquí para recordar a próceres como Manuel Belgrano y también testimoniar nuestro amor por la bandera nacional tiene una significación muy importante.
A veces cuando se habla de los próceres, apuntamos mucho a ese hombre que aparece a caballo o su busto en una estatua, y que transmite desde ese cuadro que está retratado la frialdad de un prócer. En realidad, uno desvirtúa más al prócer cuando lo analiza como un hombre de carne y hueso, como ese hombre que en este caso sencillo, humilde y que defendió sus ideas no solamente con la palabra sino con la acción. A tal punto de ir a la guerra, en la que estaba dispuesto a poner su vida en riesgo para defender la libertad, la independencia.
Hombres de una sensibilidad especial y de una pobreza soberana. Cuando uno piensa que allá por mayo de 1820 encontrándose gravemente enfermo y pobre, trata de luchar para ver si el Estado Nacional le paga los $13.000 que le debía de sueldos viejos. Solamente logra una mínima parte de dinero para poder subsistir y saca el último recurso que tenía: un reloj de oro para regalárselo al médico que lo había atendido gratis.
Consciente creo yo de que al lugar donde iba después de aquel 20 de junio, no precisaba dinero, no precisaba riquezas, no precisaba el reloj de oro. Y digo que con este accionar también deja un testimonio. A veces cuando nos aferramos mucho a las cosas terrenales, a veces en la búsqueda de ser más, nos parece que tener más es importante. Yo creo que en este aspecto también Belgrano dejó un legado, porque muchas veces hablamos de solidaridad en nuestras vidas y en realidad solidario es aquel que teniendo el último pedazo de pan cede un pedazo para el que no tiene para comer, no aquel que deja dinero en favor de los pobres pero da lo que le sobra.

Si además decimos que Belgrano también fue un hombre dedicado a la política, cuánto tenemos que aprender los políticos respecto de lo que es una vida transparente, una vida honesta, una vida en servicio de la gente, para terminar muriendo en la misma casa donde había nacido.
Belgrano, como todos saben ha creado la bandera y lo hizo en aquel entonces al ver que su tropa estaba portando los colores de España. Crea la bandera con los colores de la escarapela porque considera él que es la manera de que la tropa se sienta unida, de que la tropa tenga un motivo común por el cual trabajar, luchar y constituir una cofradía para meterle mística y que pudieran triunfar.

Esa bandera que nos cobija, es bandera que llevamos orgullosos, es la que transmite desde su origen la idea de esfuerzo, la idea de trabajo, la idea de no bajar los brazos.
Estos días leía la pequeña historia de alguien que ustedes a lo mejor conocen y si no la conocen les recomiendo que la lean. Él es Terry Fox que en 1980, siendo una persona vigorosa y atlética, le descubren cáncer en los huesos y a los pocos días pierde una pierna. Después recorre Canadá desde el Atlántico hasta el Pacífico, caminando con su pierna ortopédica para recaudar dinero y destinarlo a la investigación de ese tipo de enfermedad.
Yo no les voy a contar como finaliza la vida de Fox, me parece importante que ustedes la busquen y la lean. Pero créanme que aún se me caen las lágrimas porque dije la pucha (sic) cuántos argentinos si tuviéramos ese empuje, esa tenacidad, esa decisión basados en aquellos principios, teniendo presente lo que la bandera significa seguramente hubiéramos construido más rápido un país mejor para todos los argentinos.
Antes de despedirme quiero dejarles un saludo a los padres para el día domingo. Ojala que cada uno de los padres podamos recibir y dar, para los que los tenemos vivos ese abrazo cariñoso que significa el agradecimiento que los hijos nos pueden dar por lo que podamos haber hecho por ellos en este tiempo transcurrido.
Para aquellos que no tienen el padre, también mi mejor deseo que puedan elevar una plegaria al cielo en favor de su memoria y por último, también un saludo para esas mujeres que la vida les deparó el ser padres y madres y que tiene que lucharla solas en la adversidad que la vida les da.”

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.