Puan, “los negros” y los talleres textiles

La posibilidad de instalar un taller textil dio lugar a rumores que señalan a un sector de la comunidad temeroso porque esta ampliación de la oferta laboral desemboque en la llegada de personas de otros lugares a los que habrían tildado de “negros.” De todo esto y otros temas más, nos habló el concejal de Unión Peronista, Juan Carlos Carcedo.

En la última sesión del Concejo Deliberante, hubo una reunión previa donde los concejales trataron el destino de los talleres textiles que el Municipio prevé crear en las localidades con más densidad poblacional para generar fuentes laborales.
En el caso de Villa Iris, ya se organizó una cooperativa integrada por seis personas, la cual está a cargo de Daniel Wolfram, también presidente de la Agencia de Desarrollo Local del Sur recientemente creada.
Ahora, desde la intendencia, buscaron la opinión de los ediles a fin de definir en qué localidad establecerán la segunda industria. Por ello y antes de la sesión del miércoles 9 de junio, los bloques legislativos se reunieron para definir su postura. La votación final recayó en Darregueira, hecho que perturbó a algunos sectores de la comunidad de Puan, más aun cuando se enteraron que la presidente del Concejo Deliberante, Stella Maris Krieger había votado a favor de la sede darreguense.
Para ahondar más sobre el tema, Todas las Voces consultó al edil Juan Carlos Carcedo (Unión Peronista) quien estuvo presente en la tan rumoreada reunión. “Éste fue uno de los temas que habían charlado algunos de los concejales durante las reuniones mantenidas con el Intendente donde él les planteó la posibilidad de realizar tres talleres, entre los cuales, uno estaba destinado a Villa Iris. Allí le solicitó a los ediles la opinión para saber en qué pueblo se hacía el segundo taller: si en Puan o Darregueira,” relató.
“Los concejales del oficialismo trajeron el tema como un pedido del intendente. La señora Marta Busso –concejal del Frente Vecinal– planteó la posibilidad de que la fábrica se hiciera en Darregueira dado que la gente que va a trabajar a Coronel Suárez, está soportando un costo mayor para su traslado. Entonces, argumentaban que por ahí sería mejor para la municipalidad hacerla en esa localidad.
La gente de Puan planteaba la posibilidad de hacerla primero en su comunidad por las necesidades laborales,” aclaró.
Después, el concejal de Unión Peronista aportó otro dato revelador sobre la trastienda de la decisión final.
“Se habló que el Intendente, en una reunión con los concejales, habría dicho que un grupo de gente de Puan pidió tener cuidado con este tipo de fábricas porque se les iba a llenar el pueblo de negros,”afirmó Carcedo.
Consultado acerca de cuál había sido la reacción de los concejales ante la supuesta declaración, dijo: “Todos nos quedamos sorprendidos. La primera pregunta fue ¿quiénes son los negros? No sabemos si se referían a negros de piel o a gente que no tiene trabajo y de forma despectiva se les decía negros. Cuando lo planteamos, algunos se quedaron medios cortados… no sabían qué decir.
Con ese criterio, si te quedás sin trabajo de acá a un mes, sos un negro. Nos quedamos todos un poco sorprendidos”, reiteró.
Acerca de las cantidad de operarios en condiciones de ocuparse en los talleres, Carcedo relató: “Yo quiero pedirles que no nos despeguemos de la tierra, porque después no viene nada y quedamos todos peleados por si (los talleres) eran para Puan o para Darregueira. Hablaban de 400 personas. Hay que apostar en positivo para que estas cosas salgan adelante, pero uno nunca sabe cómo terminan.”
En cuanto a si se habían realizado estudios de mercado para ver la factibilidad de las industrias, Carcedo expresó: “Si las fábricas vienen, la municipalidad debe poner todo: la compra de maquinarias, el lugar y tomar a la gente. Lo que sí, esta gente compraría la producción. Por lo que yo vi, acá hay poca intervención de las empresas que vienen. Hay que poner todo para que ellos luego compren la producción.”
Y recordó la propuesta de hace unos meses que hablaba de instalar un taller textil en el Polidepotivo Municipal, y que finalmente quedó sin efecto. Por eso aconsejó: “En aquella oportunidad nos peleamos todos porque decíamos que en el gimnasio no, después no pasó nada.
Por eso, a estas cuestiones tomémoslas con pinzas porque por ahí es algo para conversar antes del mundial.”
“Hay 100 personas anotadas en Darregueira y otras tantas en Puan. La gente se ilusiona porque es una posibilidad laboral,” añadió.

Matadero de Villa iris

En la sesión del 12 de mayo, el Departamento Ejecutivo había propuesto un proyecto para dar en comodato el Matadero Municipal de Villa Iris a la Cooperativa 27 de Mayo, de la localidad. Después de su análisis, y al ver que faltaba documentación referida a la constitución de la Cooperativa, los ediles de la oposición decidieron desaprobarlo.
Con respecto a este tema, Carcedo aseguró: “nadie sabe aún quiénes son los integrantes de la cooperativa. No hubo más información. Son 10 personas de las que yo no dudo de su honorabilidad, pero sería bueno saberlo para después también ofrecerles ayuda.”
“Cuando se pide información no es por uno, es por la gente que te lo reclama,” agregó.

El pase de Carlos Gamba

En la sesión anterior se supo que Carlos Gamba, concejal suplente de Néstor Chialva (Frente Vecinal), asumía su banca pero integrado al Bloque Unión Peronista.
Acerca de esta decisión, Carcedo explicó: “Carlos Gamba llegó al Frente Vecinal desde el peronismo, como llegó Kooistra, como llegué yo. Para formar una sociedad; y disuelta ésta, cada uno vuelve a su lugar.”

Entrevista: Fernando Sánchez-Lorena Freidenberger

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.