Análisis: sin brillar, Tiro liquidó a Comercio

(Por Fernando Sánchez) El local esperaba el partido bendecido con la ventaja deportiva, la misma que le da a todos los dueños de casa el pasaje a Cuartos de Final con solo empatar.
El encuentro tuvo su gol tempranero. Comercio acusó el golpe, ahora sí necesitaba ir por todo, pero no encontró los espacios.
Si bien no desplegaba todo su potencial, Tiro atacaba para liquidarlo. Y otra vez, como en el primer gol, eran las pelotas paradas las que complicaban a la defensa de Comercio.
En un momento, la visita despertó, fue al frente y comenzó a crear situaciones. La delantera tocaba bien, combinando el buen juego con su mediocampo. La defensa también estaba bien parada y los volantes distribuían la pelota buscando la explosión ofensiva. De todos modos, nunca lograron ser punzantes y el empate parecía cada vez más lejano. Eso sucedió hasta finalizado el primer tiempo.
Como no podían ser certeros por abajo, los de la laguna intentaron con disparos desde media distancia que en ningún momento inquietaron a Larrondo.
En el segundo tiempo, Comercio salió con todo, pero a los 7 minutos sufrieron un nuevo bajón que le puso el cartel de “liquidado” al partido, con el gol en contra de De La Canal.
Desde ese momento, todo fue del tártaro, administrando y regulando el juego a su conveniencia. Esperando que Comercio, en su afán de ir por el descuento, dejara grietas atrás para aumentar diferencias.
Franco Ebertz, de gran tarea, actuó la mayor parte del encuentro como un 4 de proyección, buscando asistir con centros a sus compañeros Entre Prost y Cardozo se dio otra vez una buena sociedad, dispuesta a complicar al rival. La defensa y el medio campo estuvieron bien parados.
De todos modos, Comercio no se daba por vencido y trataba de ser profundo, pero se quedaba en el intento. Fue así hasta la expulsión de Rantucho.
A los 29 minutos, mientras Comercio buscaba el milagro, Cardozo tomó una pelota a unos 30 metros del arco y con un furibundo zapatazo la clavó en el ángulo.
Ese fue el fin de las aspiraciones de la visita. Ahora estaba sin chances. Había que aguantar y hacer que la goleada no se amplíe.
En el epílogo, mientras Comercio cuidaba su arco, Tiro seguía llevando peligro.
Claro triunfo del tártaro que ahora espera a Blanco y Negro por la llave de Cuartos de Final
Tiro no brilló, pero tiene ese oficio que lo hace un equipo certero y prolijo.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.