Buscan crear un Centro Cultural en Azopardo

RESPONDE es una Asociación Civil que desde 1999 identifica y promueve acciones que brinden oportunidades sociales y económicas a los habitantes de 600 pueblos rurales de todo el país. Estos asentamientos con menos de dos mil habitantes, y en riesgo de desaparición o en crisis por despoblamiento, buscan así recuperarse a partir de su propio espíritu emprendedor y vocación de superarse.
El miércoles, la Lic. Cora Lía Biondini, directora de Turismo municipal, junto al Licenciado Rubén Parasporo, jefe de Proyectos de la mencionada organización, dieron a conocer un proyecto para crear un Centro Cultural en la localidad de Azopardo.
Tras recorrer el distrito durante dos días, el referente de RESPONDE señaló que su organización trabaja en tres líneas de acción. Una vinculada a la temática cultural y educativa; otra ligada al desarrollo económico y una tercera relacionada al ámbito social.
“Tenemos un programa, llamado “Alas”, que contempla la creación de un espacio físico con un museo, biblioteca, aula virtual con computadoras conectadas a Internet, algo que llamamos Café Cultural, para generar la posibilidad de realizar talleres y charlas”, informó.
Y aclaró que en este tipo de edificio también hay una oficina administrativa y además sirve para exponer y vender productos regionales.

Otros emprendimientos

Sobre la línea de oportunidades económicas, Parasporo mencionó la creación de emprendimientos de turismo rural.
“Se trata de generar circuitos turísticos en los pueblos para hacer conocer estos lugares y revalorizarlos. A nuestro trabajo lo financian empresas privadas, por eso tratamos de ofrecer a alguna de esas firmas la posibilidad de que se haga algo en estos pueblos del distrito”, aclaró.
En uno de los pueblos se haría un Café Cultural y después un emprendimiento de turismo que involucraría a otras tres localidades.
Parasporo, quien había venido al distrito con su ONG en 2007, en esta oportunidad recorrió Azopardo, Bordenave, Felipe Solá y 17 de Agosto.
Al respecto Biondini, aclaró que esta vez se dejó de lado a San Germán y Villa Iris, porque la idea es que el Café Cultural esté próximo a la ciudad cabecera. “Igualmente, vamos a trabajar con microemprendimientos productivos en otros pueblos”, adelantó la funcionaria.
Según lo dicho desde RESPONDE, “El proyecto de Azopardo recibirá apoyo del Grupo Clarín, quien donará lo recaudado por la venta de su revista Clarín Rural, en su stand de la Expo-Palermo. Ese dinero será destinado específicamente para generar capacitaciones.”
Parasporo, señaló que siempre están en la búsqueda de nuevas oportunidades que puedan ser valiosas para las comunidades.

Todas las Voces Puan: ¿Qué potencial encontró en nuestras localidades?
Rubén Parasporo: “Es muy difícil elegir un pueblo, porque en todos hemos encontrado mucha disposición en la gente y buena respuesta en la autoridad municipal, por eso hoy están dadas la condiciones para avanzar en cualquiera de las tres comunidades”.

TVP: Más allá de lo que usted dice…. ¿la gente les pide o les sugiere algún emprendimiento en especial?
RP: “La gente sabe a qué venimos, por lo cual nos remitimos a eso. Yo te puedo contar lo que me piden los 600 pueblos de todo el país, la mayoría que instalemos fuentes de trabajo y que hagamos rutas, cosa que está fuera de nuestras posibilidades.
En el caso de los pueblos del partido de Puan, como sabían exactamente a qué veníamos, ese tema no se tocó”.

TVP: ¿Tiene alguna experiencia enriquecedora para contar luego de recorrer tantas localidades a largo del país?
RP: “Tengo 58 años soy Licenciado en Recursos Humanos, trabajé toda mi vida en la industria privada, lo sigo haciendo, dando cursos y asesorando.
Acercarme a una experiencia solidaria como esta me ha puesto en contacto con un mundo que yo no conocía. Soy porteño, amo Buenos Aires y ahora llego a pueblos con no más de cien habitantes y convivo compartiendo un montón de cosas.
En lo personal, estos cuatro años en RESPONDE han sido enormemente enriquecedores. Más allá de estar en una Asociación Civil, sostenida por el voluntariado, tiene un estándar de trabajo muy profesional, a la altura de una empresa privada. Eso nos ha permitido año tras año, contar con más gente que nos apoya y más proyectos posibles.
Por ejemplo, de estos centros culturales, en cuatro años, concretamos diez o doce, con un despliegue importante de obra, capacitación y equipamiento.
Hoy trabajamos en unos diez pueblos, somos un equipo chico de gente, pero los logros nos hacen ver que el sacrificio sirve.
Sabemos que aportamos un grano de arena, ojalá tuviésemos la varita mágica para llevarle la felicidad a todo el mundo. Con humildad sabemos que nuestra tarea marca cosas y ayuda a los pueblos.
A fines de abril, estuvimos inaugurando en Santa Fe y a principios de junio en Río Negro. Cuando llega el momento del corte de cinta, uno nunca deja de pensar en el primer día que llegó al lugar, cómo eran las cosas, y todos los avatares de un trabajo tan largo, donde hay tanta necesidad de participación en la gente”.

TVP: En el caso de los Centros Culturales… ¿la que se termina haciendo cargo del manejo es siempre la municipalidad?
RP: “Nunca es la municipalidad. Se genera una comisión de vecinos, administradora de ese centro. Para que, cuando se generen recursos, sean ellos mismos quienes los usen para el mantenimiento del lugar”
Cora Lía Biondini: “Por eso nos reunimos con los delegados y representantes de las instituciones locales. Se charló y él (por Parasporo) evaluó las ganas de la sociedad”.
RP: “Existe una participación de las autoridad municipal en alguna contraprestación o colaboración con el proyecto, que puede estar dada por el aporte de mano de obra u otros recursos.
Esto tiene un único destinatario: el pueblo. Cuando uno habla y va conociendo, se da cuenta que a las autoridades también les importa esto. Ese es el rol que cumplen, acompañar y apoyar.
Todo lo que hacemos se apoya en cuatro patas: el pueblo, la municipalidad como soporte, el auspiciante y nosotros.”

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.