Con una dosis de sufrimiento Tiro ganó 1 a 0 y se metió en la final con Sarmiento de Pigüé

Con gol de Tracanelli a los 29 minutos del segundo tiempo, Tiro Federal se aseguró el pase a la final que el próximo domingo lo enfrentará a Club Sarmiento de Pigüé.
En un partido que se le volvió muy complicado, al Tártaro le costó muchísimo romper el cerco defensivo propuesto por el gran equipo de Guaminí.
Pero Tiro es así, un plantel que sorprende por su fortaleza y oficio. Cuesta creer cómo resucitó durante el segundo tiempo, para ir poco a poco encontrando oportunidades, y hacer que en algunos minutos Peñarol pasara de ser “cazador” a “Cazador cazado”.
El primer tiempo fue para el olvido. El tártaro estuvo opaco y deslucido. Es que le costaba hallar espacios, enfrentando a un rival bien parado.
Respaldado por la muy buena labor de Iberbia y Rivero adelante, Toledo en el medio y Cascallares y León Leiva en el fondo, los de Guaminí eran más incisivos y buscaron siempre. Pero el gol que les diera el empujón anímico se les negaba.
El tártaro no podía mantener la pelota y casi no llegaba. Esas desinteligencias fueron llevando a Peñarol a ser el protagonista.

A los 9 minutos, tras corner de Rivero al área, Cascallares no llega a conectar.
Enseguida, Cardozo tomó la iniciativa y le pegó desde afuera del área. Lavherne la sacó al corner.
Peñarol se movía rápido e iba para adelante, esta vez es Iberbia el que se lo pierde solo ante Larrondo.
Alebuena y Medina se suman a Toledo para movilizar el ataque de Peñarol. A los 14m tiro libre, le pegó Rivero, Cascallares entró por la revancha y otra vez se le volvió a ahogar el grito de gol cuando la pelota se iba por encima del travesaño.
Para cuando iban 20m, el tártaro seguía sin encontrar espacios para explotar la velocidad y habilidad de Cardozo, Tracanelli y Prost.
En un tiro libre muy peligroso para Peñarol (de los que tendría varios durante el encuentro), le da Rivero y la pelota se va cerca del palo.
A los 27 minutos otra de Rivero, quizás el mejor jugador de la cancha; imparable se metió en el área y casi abre el marcador.
Tiro seguía dejando espacios en el medio y atrás.
En cambio, el fondo de Peñarol se mostraba sólido y el tártaro no lograba ser profundo, excepto por alguna individual aislada de Tracanelli.
A los 32 minutos una gran atajada de Larrondo, respondiendo a un remate fuerte de Leiva, salvó a Tiro que, a esa altura del trámite, le costaba pasar la mitad de la cancha; parecía acorralado, a merced de su rival.
Los últimos minutos de la primera mitad fueron de Peñarol, Tiro no levantaba cabeza, perdía muchas pelotas en el medio y cometía faltas.

Otro partido

En el comienzo del segundo tiempo, Peñarol seguía manejando el partido, pero Tiro comenzaba a renacer.
A los 5 minutos una gran jugada de Rausch le da la oportunidad a Cardozo, quien convierte pero invalidado por la posición adelantada.
Tiro resurgía, buscaba más animado y con decisión. Peñarol ya no llegaba tanto.
A los 18 minutos, se lo perdió Cardozo ante una magnífica tapada de Lavherne. Clarísima oportunidad.
Mientras tanto, crecía la actuación de Lucho Keegan, Maxi Rausch, Isaul Trejo y Lucas Ruesga.
A los 21 minutos, otra vez se lo pierde Cardozo. Nueva tapada de Lavherne.
8 minutos después, Peñarol desperdiciaba la que sería una de sus últimas llegadas claras, tras una distracción de la última línea de Tiro. La pelota cruzó el área sin encontrar quien la empuje
Y como los goles que se pierden en el arco rival se sufren en el propio, enseguida, luego de una espectacular asistencia de Martín Prost, Tracanelli la aguantó y ejecutó un gran disparo al palo derecho de Lavherne. 1 a 0 y baldazo de agua fría para Peñarol.
Un Tiro libre peligroso al borde del área de Rivero, terminá yéndose al corner tras una serie de rebotes. A los 33 minutos despejan una pelota que quemaba en el área tártara.
Para cuando iban 37 minutos, Tiro no dejaba salir a Peñarol y así enfríaba el partido.
Peñarol iba con todo arriba buscando el empate con Rivero como uno de sus puntales, pero la desesperación no dejaba lugar a la precisión.
Tiro aguantó los últimos embates de Peñarol, hasta que a los 49 minutos Sendra pitó el final.

Fotos gentileza Claudio Meier

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.